3 actitudes de turista que debes evitar como viajero

Paulina Sánchez / 2017-09-06

Es increíble consentirte cuando viajas, olvidarte de tus responsabilidades y disfrutar del buen servicio y las atenciones que prometen las líneas aéreas, los hoteles, restaurantes y otros proveedores de servicios turísticos; pero no por estar en otra parte del mundo, el mundo debe girar en torno a ti.

 

Viajar es compartir por unos días la vida de otros, su entorno y su cultura, así que aquí te damos unos tips para convivir de manera positiva con el espacio, la naturaleza y la gente que te acoge cuando sales de vacaciones.

 

Lo que sucede en Las Vegas…

…debe darte libertad para disfrutar, pero no para destruir. México es famoso por sus hoteles de playa all inclusive, y no hay duda de que en ellos el mundo es perfecto. El único objetivo es que el huésped se relaje, se divierta y disfrute sin límites de la exquisita gastronomía del país, así como de sus bebidas.

 

Este concepto permite a los viajeros disfrutar de un entorno de ensueño… hasta que llegan los spring breakers o se confunde el "todo incluido" con una falta de conciencia sobre la limpieza del entorno natural, la sujeción del personal de los hoteles a los caprichos de los huéspedes o la idea de que un destino turístico es una oportunidad para hacer todo lo que no se hace en el lugar de origen. Mejor, piensa en los destinos vacacionales como tu hogar temporal, es decir, cuida los espacios y su gente como cuidas de tu casa y familia; y aunque el ejemplo en este caso sea México, es algo que puedes aplicar en cualquier lugar al que viajes.

 

Haz tuyo el destino que visites…

…y permite que otros también lo hagan suyo. Recuerda que, aun estando de vacaciones, la manera en la que todos pueden disfrutar de los espacios visitados es siguiendo las reglas de convivencia básicas. ¿Puedes entrar más pronto a una atracción si tan sólo logras meterte frente a unos japoneses, al fin que no entenderás los reclamos que te hagan en su idioma? Mala idea. Haz fila y espera pacientemente tu turno. Mientras, disfruta comentando lo que te han contado que verás, toma algunas fotos o incluso aprovecha para bajar alguna app que pueda enriquecer tu visita. El tiempo de espera no es tiempo perdido.

 

Hazte consciente de tu lenguaje verbal y corporal…

…y aprende a decodificar el de las culturas visitadas. A veces los malentendidos en un viaje se dan simplemente porque no sabemos que nuestros gestos pueden resultar ofensivos para otras culturas o malinterpretamos el tono o los modos de la cultura receptora. Cuando viajes, intenta ser más paciente y observador. Si la gente reacciona mal cuando actúas de determinada manera, analiza si es una palabra o gesto específico el que les molesta; y si notas en ellos una característica que comúnmente te irrita, en lugar de emitir una crítica, considera la posibilidad de que sea algo común a su cultura y que no pretenden ofenderte. 

 

Todo viajero frecuente sabe que los promocionales de viajes prometen situaciones idílicas pero, en la práctica, debido a que viajar conlleva convivir con seres humanos distintos a nosotros, implica poner en práctica muchas habilidades sociales, así como valores como el respeto y la tolerancia. Cuando esto se logra, entonces sí se pueden disfrutar experiencias inolvidables que en verdad nos enriquecen. 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: