Señales de alerta: cómo saber si mi pareja podría resultar violenta

Harmonía / 2017-10-12

En México diariamente son asesinadas siete mujeres, el 60% de ellas a manos de sus parejas o ex parejas. Esta es una cifra alarmante y, aunque la violencia nunca es responsabilidad de la víctima, vale la pena prestar atención a nuestras relaciones y dejar de ver como normales conductas que podrían ser indicadores de peligro. 

 

Estas son siete señales que, según la antropóloga Rita Segato, indican que una pareja podría llegar a agredirnos:

 

1. Celos y posesión. Te somete a interrogatorios sobre dónde estás y con quién. Le molesta que tengas amigos varones y habla mal de tus amigas mujeres. Incluso ha llegado a enfadarse o a encelarse a causa de personas de tu misma familia. Cuando no estás con él llama constantemente o "se aparece" en el lugar en el que estás. Si le reclamas, te jura que lo hace porque te quiere demasiado.

 

2. Competencia exacerbada. Tiene una obsesión por ser el macho alfa de todos sus círculos sociales. Menosprecia a todos los hombres a su alrededor porque él siempre se siente más inteligente, más capaz o más fuerte. La realidad es que, en el fondo, es una persona insegura.

 

3. Hipocresía. Ante el resto de las personas es encantador, buen amigo, "caballeroso", divertido y carismático. Pero apenas se queda a solas contigo se comporta irritable, habla mal de todas las personas con las que se relaciona y su buen humor desaparece. Es taciturno, se retrae y hasta es grosero contigo.

 

4. Cambios de humor impredecibles o ataques de ira. Durante las discusiones enfurece y pierde el control o, de la nada, se molesta contigo y te hace reclamos inverosímiles. Te acusa de engañarlo o de burlarte de él y luego termina victimizándose y pidiéndote que lo consueles.

 

5. Amenazas. Nunca te ha agredido físicamente, pero "bromea" con hacerlo si un día lo engañas o lo haces enojar. Cuando se enoja también amenaza con lastimarte, e incluso con lastimarse si no haces lo que él quiere.

 

6. Violencia psicosexual. Te castiga emocionalmente cuando no accedes a tener relaciones sexuales en el momento en que te lo pide. Te deja de hablar, te insulta o te amenaza con "buscar a otra persona". Cada vez tienes menos ganas de tener sexo con él.

 

7. Rompe tus cosas. Este es probablemente el último peldaño de la escalera que lleva a la violencia física en una relación. Si rompe tus cosas para castigarte cuando se enoja está a nada, quizá una mínima discusión, de agredirte físicamente a ti. Aléjate de inmediato.

 

También lee: Profesor explica cómo saber cuándo salvar una relación y cuándo no

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: