¿Qué sucede en el cerebro cuando tenemos un orgasmo?

Harmonía / 2016-12-08

Temporalmente en las mujeres el orgasmo no dura (como máximo) más de 50 segundos, el promedio son 13 y en los hombres 30, pero 5 segundos es la norma. El tiempo no es fisiológicamente relevante, y socialmente quizá tampoco, en lo que respecta al hecho, pero vivir la experiencia nos hace que lo llevemos a la práctica. ¿Te has preguntado qué ocurre con tu cuerpo durante el orgasmo?, ¿cómo se implica tu cerebro en este ejercicio?

 

Lo que ocurre en tu cerebro es simple y complejo, pero haremos el mejor esfuerzo por explicarlo con claridad. En el cerebro existe un centro de placer. Esta zona se encarga de identificar lo que es placentero. A esta región se le conoce como mecanismo de recompensa. Esta región no sólo funciona para el ámbito sexual, también se activa cuando reímos o consumimos alguna droga. Los genitales están llenos de terminaciones nerviosas que envían señales a la zona de satisfacción del cerebro a través de la espina dorsal. Cuando ocurre el orgasmo, las áreas del cerebro que componen la zona del placer entran en juego. La amígdala, que es la encargada de regular las emociones, también está involucrada, así como el núcleo accumbens que se encarga de controlar la liberación de dopamina, una hormona que regula la motivación y hace que nos sintamos bien, y el área tegmental ventral, que finalmente libera la dopamina cuando recibe la señal del núcleo, el cerebelo, que controla las funciones musculares. Por otro lado la glándula pituitaria, que se encarga de la liberación de endorfinas beta, las cuales disminuyen el dolor, la oxitocina, que aumenta la sensación de confianza, y la vasopresina, que nos dota del sentimiento de unión.

 

Es decir que cuando tenemos un orgasmo el cerebro activa toda su maquinaria, no sólo para regenerar nuestro funcionamiento sino para hacernos sentir mejor. Durante el orgasmo, además, la zona que controla el razonamiento se apaga, aunque dista mucho del efecto que la heroína tiene sobre el mismo en este aspecto. Esto significa que la zona del centro de placer del cerebro funciona de distinta forma respecto al coito que con la estimulación de las drogas. Lo que es un hecho es que los cerebros de mujeres y hombres funcionan de una manera similar en este rubro.

 

Lo que queremos decir es que sí, hay una razón poderosa para explicar la sensación de aquellos que miran estrellitas y luces cuando alcanzan el orgasmo: el cerebro se enciende, se activa y envía señales positivas a todo el cuerpo. Si necesitabas una razón cerebral para tener relaciones sexuales, ya la tienes: tu cerebro funcionará mejor.

 

 

Con información de Medical Daily

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: