¿Por qué cerramos los ojos al besar? La respuesta que ofrece la ciencia es notablemente sorpresiva

Harmonía / 2016-07-14

Una de las reacciones más naturales al besar y ser besado es cerrar los ojos. Es extraño, un tanto inexplicable pero, al mismo tiempo, es sumamente común. Podría decirse incluso que todos lo hacemos. Y con cierta curiosidad cabría preguntarnos por qué.

 

Al respecto, la revista académica Journal of Experimental Psychology publicó los resultados de una investigación realizada por Polly Dalton y Sandra Murphy, psicólogas adscritas a la Universidad de Londres que analizaron el peculiar fenómeno.

 

Para hacerlo, las psicólogas implementaron un experimento en el que, tristemente, no hubo besos involucrados. A cambio, pidieron a un grupo de voluntarios que realizaran ciertas tareas de búsqueda visual en un texto al mismo tiempo que recibían estímulos táctiles a manera de vibraciones en sus manos.

 

De acuerdo con lo observado, tal parece que los sentidos tienen para el cerebro cierta jerarquía, y entre el tacto y la vista, parece que da preferencia al primero, es decir, opta concentrarse en esos estímulos táctiles. En el experimento, esto se expresó como una menor respuesta a las vibraciones en las manos en casos en que las personas se enfocaban más en el esfuerzo visual.

 

En cuanto a los besos, también es necesario tomar en cuenta el factor del placer, pues indudablemente es mucho más satisfactorio sentir el beso de alguien que mirar a la persona con quienes nos besamos. Por mucho. Y, por fortuna, tener conciencia del placer es mucho más importante para nuestro cerebro.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: