Meditación para reconciliarte con tu sexualidad (mujeres)

Harmonía / 2016-11-09

La sanación del útero es de vital importancia en el desarrollo de todas las mujeres. En el útero se acumulan las emociones y sensaciones físicas que nos acompañan durante toda la vida y que se heredan a nuestras hijas.

 

El estado energético del útero sufre modificaciones con cada encuentro sexual en el que existe sometimiento, culpa y desinterés, así como con el rechazo hacia los fenómenos naturales en el cuerpo de la mujer, por ejemplo, la menstruación.

 

Sanar el útero y reconciliarte con tu sexualidad tiene muchísimos beneficios. Por ejemplo, te libera de culpas, aumenta tu autoestima, mejora la calidad de tus relaciones, te conecta con tu verdadero placer, y muchas otras virtudes (puedes leer todo sobre los beneficios de sanar tu útero aquí). Además, el útero de todas las mujeres también carga con la energía de sus antepasadas, así que si tú logras reconciliarte con tu sexualidad ayudarás a purificar la energía de tu linaje.

 

No te pierdas la oportunidad de sanar tu útero y reconciliarte con tu sexualidad. Prueba esta meditación para lograrlo.

 

Meditación para reconciliarte con tu sexualidad (mujeres)

  • Ubica un espacio donde te sientas cómoda y sepas que nadie va a interrumpirte.

  • Acuéstate cómodamente, de manera que puedas moverte lo menos posible durante varios minutos.

  • Cierra los ojos y respira de manera natural. Observa de qué forma lo haces y poco a poco vuelve tu respiración más profunda.

  • Ahora usa tu imaginación. Visualízate en un bosque vestida de rojo y rodeada de otras mujeres. Ve a todas rodeadas de luz y si puedes incluye en la imagen mental a tus hermanas, abuelas, madre y amigas. Todas con el mismo vestido rojo, paradas en círculo y tomadas de la mano.

  • Ahora siente la hermandad que existe entre todas ustedes. Agradece la presencia de cada mujer en tu vida, y cuando te sientas lista también agradece a los hombres que han aparecido durante tu existencia. Es importante que si a tu mente vienen cuerpos y personas en particular, mantengas siempre una actitud de agradecimiento y perdón. Incluso si al principio sientes emociones negativas, poco a poco cámbialas por la compasión y la empatía.

  • Después de agradecer a estas mujeres su presencia, aléjate dentro del bosque y date un momento a solas. Sigue con la meditación.

  • Agradece a tu cuerpo por ser mujer. Dile que lo quieres, que lo respetas y lo honras.

  • Canaliza tu respiración hacia el útero cuando estés agradeciendo a tu cuerpo. Luego recorre cada parte de ti con la respiración. Agradece y aprecia.

  • Ahora imagina que una luz verde (color de la sanación) recorre tu cuerpo y entra por tu útero. Centra tu intención en sanarlo y reconciliarte con tu sexualidad.

  • Sonríe si lo consideras natural. Disfruta sanarte. Siente la energía que entra por tu útero y te purifica.

  • Cada vez que exhales descarga al suelo por todo tu cuerpo la energía negativa, la tensión, la culpa y todo lo dañino que percibas en ti. Inhala con calma.

  • Por último, recupera la atención en tu respiración y mueve tu cuerpo poco a poco. Incorpórate acostándote del lado derecho y siéntate despacio. La cabeza es lo último en subir.

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Te gustaría limpiar tu relación con alguna mujer en particular?
¿Conoces otras meditaciones para sanar el útero?
¿Por qué es importante respetar nuestra sexualidad?