Las mujeres dejan de ser sexualmente activas con el paso del tiempo ¿mito o realidad?

Harmonía / 2017-01-19

Nuestra cultura sostiene la idea errónea de que a medida que las mujeres envejecen, su sexualidad se desvanece o desaparece por completo. Esta percepción es ahora cuestionada, pero todavía hay algunos mitos que sostienen el discurso, especialmente cuando se trata de la cuestión del envejecimiento. Demasiados de nosotros pensamos que la práctica del sexo se encuentra íntimamente ligada con la edad y la juventud, pero en realidad eso es una falacia. El planteamiento del problema es bien sencillo: ¿si envejecemos, pensamos menos en sexo? Esa pregunta, o afirmación, es sencillamente imposible de sostener.

 

En un estudio reciente, 43 mujeres australianas fueron entrevistadas acerca de sus vidas sexuales. Aunque la muestra es pequeña, puede develarnos algunas conclusiones. Probablemente, los efectos del envejecimiento sobre las erecciones y la lubricación vaginal tengan alguna repercusión, pero ello no implica que la gente deje de pensar en sexo. Ni siquiera significa que dejen de practicarlo. Es decir, que las personas mayores no se vuelven asexuales, no tendrían por qué hacerlo. Al contrario, con la experiencia suelen manejar mejor el tema. De hecho, respecto al ejercicio, las mujeres, disfrutan de un sentido más amplio del tiempo y del espacio. Porque cuanto más edad se tiene, significa que las presiones de criar a una familia joven, apoyar a una familia y preocuparse por el embarazo se reducen. Las personas se permiten una disposición más relajada en general, lo que facilita el enfoque en la sexualidad. Las mujeres de mayor edad, aprovechan al máximo el tiempo de inactividad. Se sienten con más libertad para desarrollar y disfrutar de su sexualidad.

 

Por lo tanto, pueden deleitarse con la autoconsciencia. Muchas mujeres afirman que a medida que crecen conocen mejor sus cuerpos y se sienten más seguras en la comprensión de su placer. El acceso a este nuevo nivel de confianza les da el permiso para pedir lo que quieren y pueden ofrecer, ya que tienen ideas más claras sobre el sexo, y por lo tanto el deseo. Una razón posible para este aumento del deseo es que mientras crecemos y nos desarrollamos, la presión de la práctica del sexo disminuye, o bien, se nos quita.

 

Tenemos muchos que aprender, sobre todo en lo que respecta a la práctica y significado social del sexo. En primer lugar, las mujeres de más edad suelen sentir derecho al tiempo y espacio para conocer sus cuerpos. Sus definiciones de la actividad sexual se amplían, por lo tanto no se reducen a la penetración, es decir que no es lo único que contemplan como ejercicio sexual. Un abrazo profundo, puede representar un hecho sexual, por ejemplo. Hay muchas cosas que tenemos que desentrañar de la cultura y que tenemos que derribar de las costumbres, para entendernos mejor y tener vidas más plenas. 

 

También te puede interesar: Sobre la transmutación de la energía sexual​

 

Con información de Mind Body Green.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar

sexualidad/un_hombre_dejo_de_masturbarse_durante_un_ano_y_esto_fue_lo_que_paso