Hombre habla con mil 400 personas sobre sus vidas sexuales; esto es lo que aprendió

Harmonía / 2017-05-06

Hace 1 año Jared Matthew Weiss fundó Touchpoint, una serie de reuniones abiertas en las que individuos de todo tipo conviven y discuten sus vidas sexuales en un ambiente de ligereza y confianza. Después de sesiones en ciudades como Miami, San Francisco, México y Montreal en las cuales asistieron más de mil 400 personas, esto es lo que Jared ha aprendido.

 

1. La mayoría de las personas está buscando permiso para ser ellos mismos

Hasta el 20% de las preguntas formuladas empiezan con "¿Está bien... hacer esto...? ¿Está bien... sentir esto?", etc. No eran preguntas sobre cuestiones legales o morales, sino cosas sexuales como tener sexo con alguien más joven, incorporar juguetes, mencionar a su pareja que le atraen también otros individuos. La gente está buscando validación en el otro para ser. Esto claramente inhibe la libertad y las posibilidade del gozo espontáneo.

 

2. Ve más lento 

La noción de que el sexo es un medio para llegar a un fin hace que nos perdamos de disfrutar del camino, que es lo más importante. Se trata de dónde estamos en el momento, no de a dónde vamos.

 

3. Tu imaginación es el mejor juguete sexual

La utilización de juguetes sexuales, los juegos de rol o las dinámicas como el sado y el bondage tienen una energía o motivación principal: la imaginación y la fantasía. La imaginación permite liberarnos a través del juego.  

 

4. Las palabras importan 

La forma en la que hablamos de ciertas cosas, especialmente en el sexo, importa. Por ejemplo, si decimos que alguien es promiscuo es muy difrente a decir que alguien ha tenido muchas parejas sexuales pero las ha elegido cuidadosamente con una cierta intención.

 

Asimismo, las palabras "novio", "novia", "esposo", "esposa" o "sólo pareja" hacen gran diferencia. Muchas palabras conllevan estigmas y etiquetas. Con las palabras correctas, el sexo puede ser empoderador y abir las puertas al descubrimiento personal.

 

5. Las parejas están constantemente siendo redefinidas

La sociedad moderna tiene necesidades y costumbres diferentes a las de las sociedades del pasado, y por lo tanto las parejas son también distintas. Es sano redefinir constantemente los modelos o esquemas que tenemos de una pareja y ser flexible y abierto a nuevos tipos de relaciones siempre basadas en la honestidad, en la conciencia y en la intención de generar intimidad.

 

6. El espacio y la seguridad son clave

Jared define "espacio" como "la libertad para explorarme a mí mismo y al mundo a mi alrededor sin miedo a ser juzgado o abandonado". La seguridad "es la libertad de expersar qué siento y pienso sin el miedo a ser juzgado o abandonado". Con estos dos elementos, la sexualidad puede florecer.

 

7. Todos los individuos pueden ser buenos amantes y parejas  

Aunque se tiene en algunos casos interiorizada la noción de que simplemente hay quienes son buenos amantes y parejas (como si se tratara de categorías cerradas), esto es erróneo; cualquiera en las circunstancias adecuadas o con la dedicación adecuada puede ser un buen amante y satisfacer con suficiencia las necesidades sexuales y emocionales de otra persona.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar