Entender estas 4 cosas puede hacer tus relaciones de pareja mucho más sencillas

Harmonía / 2016-09-28

Es cierto que el amor es una de las fuerzas más maravillosas y poderosas que existen, pero también es verdad que lograr establecer una relación amorosa no siempre es tan fácil. Ya que las relaciones humanas son sumamente complicadas y complejas, sin embargo entender algunas cosas puede ayudarnos a tener una mejor relación de pareja: 

 

1. Las relaciones no son para siempre

Socialmente existe el consenso, al menos ideológicamente, de que las cosas, si son buenas deben ser duraderas. Sin embargo, la realidad es que todo cambia constantemente y por lo tanto la naturaleza de todas las cosas en nuestra vida, incluyendo nuestras relaciones, es impertinente.  A veces tras una ruptura nos embarga un sentimiento de fracaso, pero el éxito de una relación no radica en cuánto dura sino en la calidad de la relación, es decir en la existencia de amor entre los involucrados. De tal manera que si has amado, podemos decir que de alguna forma ha sido un éxito. Lo más importante en estos casos es concentrarnos en el aprendizaje que cada relación nos ofrece, pues esto incluye mirarnos en el espejo y reconocer aquellas partes de nosotros que podemos mejorar. 

 

2. El apego es la verdadera causa del sufrimiento

A veces nos apegamos a personas en un intento de mantenerlas cerca de nosotros, pero esto a veces es lo que hace que irónicamente se alejen. La cuestión es que, cuando se trata del amor, nuestros intentos de controlar el curso de la relación o a la otra persona en realidad nos desconectan de lo disfrutable de cada momento. Puede ser que nuestra mente racional nos indique que ciertamente es imposible poseer a alguien, pero esto no  significa que no lo intentemos. Este error es común  y en realidad sólo es un síntoma de la necesidad de nuestro ego de controlarlo todo, pero una relación es la oportunidad de rendirte al curso o flujo natural de las cosas, como un baile que depende de la espontaneidad. Pero esta última sólo es posible cuando estamos en el momento presente. 

 

3. Ser no necesariamente es hacer

Con frecuencia cuando alguien nos atrae intentamos hacer una impresión positiva y de ser posible inolvidable en esa persona. Ya que creemos que si mostramos el lado más amable de nuestra personalidad entonces seremos amados. El problema con esta lógica es que en realidad no somos perfectos y las partes que menos nos gustan de nosotros emergerán eventualmente y cuando eso pase sentiremos que no merecemos ser amados. Lo cual, se volverá un sentimiento conflictivo para nuestra relación. El punto neural aquí es que logremos establecer una relación sincera y abierta en la que podamos mostrarnos como somos. Esto no significa que no hagamos algo para ser mejores o para tener una relación saludable, sino que cualquier acción que emprendamos debe provenir de nuestro auténtico ser en primer lugar. 

 

4. El cambio es necesario

Conforme pasa el tiempo los seres humanos cambiamos, crecemos, descubrimos nuevos intereses y desarrollamos nuevas habilidades. De tal manera que es mejor dejar espacio para el cambio en nuestra relación. Quizá tu pareja en algún momento quiera cambiar de profesión, o volver a la escuela, o dejar un empleo aparentemente estable pero poco satisfactorio para emprender algo propio.  O quizá seas tú quien desee realizar alguna de esas cosas, en cuyo caso necesitarás espacio para realizarlas y comprensión de parte del otro con respecto a los cambios que estas decisiones puedan suscitar. 

 

El amor es como un baile que exige atención al momento presente, capacidad de improvisación y también equilibrio entre la compañía y el espacio. El comenzar una relación con consciencia sobre estos puntos puede cambiar la experiencia radicalmente y hacernos sentir que ha sido enriquecedora.

 

Con información de Tiny Buddha

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: