Enfermedades de transmisión sexual; qué son y cómo se diagnostican

Harmonía / 2016-06-21

El tratamiento y control de las ETS o enfermedades de transmisión sexual es una cuestión de salud pública pues de acuerdo a cifras proporcionadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada día 1 millón de personas contraen una infección de transmisión sexual. Las cuales son causadas por parásitos, bacterias y virus que se adquieren por tener contacto con una persona infectada. Estas pueden causar síntomas físicos pero en algunos casos resultan asintomáticas, lo cual dificulta su diagnóstico. Muchas de estas enfermedades pueden tomar semanas, meses o incluso años antes de desarrollar síntomas visibles, pero cuando se presentan estas incluyen lesiones en la piel, dolor o ardor al orinar, comezón, fiebre, cuerpo cortado y  granos o verrugas. Estas afectan a hombres y mujeres por igual sin embargo, si ellas están embarazadas esto también puede causar problemas de salud al feto. 

 

Aquellas enfermedades causadas por bacterias  parásitos son tratables y usualmente el médico prescribe antibióticos u otros medicamentos. Sin embargo si la ETS es causada por un virus únicamente es tratable, no curable, pero el desarrollo de nuevos tratamientos ha logrado controlar algunos de los síntomas y alargar la expectativa de vida de los pacientes. Algunas de estas enfermedades son:

 

 

1. Clamidia
Esta es causada por una bacteria y el contagio puede ocurrir durante el sexo vaginal, anal y oral con alguien infectado. No suele causar síntomas pero puede presentarse ardor al originar o una secreción anormal en los genitales. Esta es una enfermedad pélvica inflamatoria que puede ser causa de infertilidad o causar complicaciones en el embarazo. En los hombres esto puede causar infecciones en los conductos seminales provocando dolor, fiebre y en algunos casos infertilidad, aunque esto último no es tan común. Usualmente estás infecciones son tratadas con antibióticos y su diagnóstico requiere un estudio de laboratorio. 

2. Gonorrea
Esta enfermedad también es causada por una bacteria que puede causar estragos en el tracto genital, la boca y el ano. Algunas veces es asintomática pero en los hombres suele causar dolor al orinar y secreciones anormales provenientes del pene. Por otro lado las mujeres pueden experimentar sangrando entre sus ciclos menstruales. 

3. Herpes genital
Sus síntomas incluyen llagas cerca del área por donde el virus entró al cuerpo, estas se convierten en dolorosas ampollas que parecen sanar solas. La mayoría de la gente infectada experimenta este tipo de brotes varias veces al año, aunque en ocasiones estos son muy leves. En otras ocasiones las personas infectadas no presentan síntomas. Esta enfermedad es causada por un virus que se permanecerá en el cuerpo, pues los tratamientos no pueden curarla. Aunque sí pueden ayudar al organismo a combatir el virus.
 

4. Sífilis
Muchas personas infectadas no muestran síntomas durante años y estos pueden aparecer y desaparecer cíclicamente. Los síntomas incluyen una llaga pequeña, inflamación de los ganglios, erupciones en la piel incluyendo manos y pies. En las mujeres embarazadas la sífilis puede causar defectos en el feto o propiciar abortos espontáneos. Sin embargo, si se detecta a tiempo, puede curarse con antibióticos. Por otro lado si no se busca tratamiento esta enfermedad puede ocasionar problemas de salud más graves y en ocasiones, también la muerte. Por otro lado, es considerada un factor de riesgo para adquirir VIH pues las llagas expuestas aumentan las probabilidades de contagio. 

 

5. Tricomoniasis
Esta enfermedad es causada por un parásito y quienes la tienen pueden presentar síntomas en un rango de 5 a 28 días a partir del contagio.  La mayoría de las personas no suelen presentar síntomas, sobretodo en las etapas iniciales. Sin embargo estos incluyen una secreción proveniente del pene en los hombres así como dolor al orinar. Por otro lado los síntomas femeninos incluyen dolor al orinar, comezón dentro de la vagina o alrededor, molestias durante las relaciones sexuales, mal olor y una secreción vaginal de un color amarilo o verdoso. La tricomoniasis se diagnóstica a través de un estudio de laboratorio, se trata con antibióticos y requiere que la pareja de la persona infectada también se someta a tratamiento. 

 

6. Virus del papiloma humano o VPH
Existen más de cien tipos de virus del papiloma humano. Muchos de ellos no se consideran dañinos, sin embargo 30 de ellos están asociados con un incremento en las posibilidades de desarrollar cáncer. Por lo tanto estos virus se dividen en dos grupos: de alto riesgo y de bajo riesgo. Los VPH pueden causar verrugas en el área genital, el perineo y el ano. Estas verugas pueden ser removidas y tratadas por un médico especialista y se recomienda que las mujeres infectadas con este virus  se realicen exámenes de papanicolaou con mayor frecuencia  para poder detectar cambios en el útero que puedan indicar la presencia de células cancerígenas. 


7. Virus de inmunodeficiencia humana o VIH
Este es un virus que puede dañar e incluso matar a las células del sistema inmune. En su estado más avanzado se denomina como síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA. Los primeros síntomas pueden tomar meses o años e incluyen inflamación de los ganglios y otros síntomas similares a los del resfriado. Este virus se contagia a través de las relaciones sexuales pero también por compartir agujas o entrar en contacto con la sangre de una persona infectada. Su diagnóstico requiere de un examen sanguíneo y hasta la fecha no existe una cura, pero hay varias medicinas que se utilizan para combatir la infección de VIH como los retrovirales. También las infecciones u otras enfermedades que la acompañen a causa de la debilidad del sistema inmune pueden ser tratadas. De tal manera que puede alargarse la expectativa de vida de los pacientes. 

 

Para reducir el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual se recomienda el uso apropiado y consistente del condón y mantener una conducta sexual segura. Lo cual implica el la prevención de transmisión de estas enfermedades, la practica de relaciones consentidas y el uso de métodos anticonceptivos para evitar embarazos no deseados. 


Con información de Med Plus 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar