Útero invertido: conoce las causas, síntomas y tratamiento de esta condición

Harmonía / 2016-10-12

El útero invertido, también conocido como útero en retroceso, es una condición bastante común entre las mujeres. De hecho, cerca del 20% de las mujeres lo padecen y no lo saben. También se conoce con los nombres mala posición del útero, útero retroverso o útero inclinado.

 

Se trata de una desviación anatómica. Normalmente el útero se encuentra en posición vertical o con una ligera inclinación hacia adelante. Lo que sucede con el útero en retroceso es que que el útero está inclinado hacia atrás. Es decir, el útero inclinado se dirige hacia la columna vertebral en lugar de al ombligo. Sin embargo, esto no afecta la posición del útero dentro de la pelvis. El cuello del útero se mantiene en el mismo lugar (al final del canal vaginal) sólo el cuerpo o fondo del útero se encuentra en una posición inusual. La siguiente imagen es un ejemplo de útero en retroceso.



 

Las causas del útero invertido pueden ser naturales o se pueden relacionar con un cambio en el posicionamiento del útero durante un embarazo complicado. Algunos de sus síntomas pueden ser dolor o malestar durante las relaciones sexuales o al menstruar, dolor de espalda, problemas para utilizar tampones, susceptibilidad a adquirir infecciones urinarias y algunos problemas de fertilidad.

 

Para identificarlo basta un examen pélvico o un ultrasonido. En general esta condición no tiene efectos secundarios graves, por lo que no suele requerir tratamiento. Sólo en algunos casos se puede empujar de manera manual el útero hasta devolverlo a su posición natural.

 

Si te preocupa tener el útero invertido, no tengas miedo y acude a tu médico. Verás que es sencillo de detectar y de dar seguimiento. Sólo recuerda informarte y prestar atención al cuidado de tu propio cuerpo.

 

Fuentes

Salud y bienestar

Natursan

 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: