7 tips que potenciarán tus experiencias sexuales al máximo

/ 2016-01-25

"¿Por qué deja el sexo dejó de ser satisfactorio? ¿Estaré haciendo algo mal?" son preguntas que todos nos hemos hecho por lo menos una vez. Y no, no es que nos hayamos vuelto anorgásmicos ni que estemos haciendo algo mal. La excitación sexual es mucho más compleja que la estimulación erógena, para que ocurra debe haber disposición también de la mente y muchas veces, aunque físicamente hagamos todo igual, el sexo no logra excitarnos tanto. Pon en práctica estos siete tips y volverás a disfrutar de tus encuentros sexuales como un preparatoriano.

 

1. Que no te de pena decir que algo no te está gustando

Muchas veces, durante un encuentro sexual, nuestro compañero(a) hace alguna cosa que nos saca de la jugada y en lugar de decirlo nos quedamos callados viendo como toda nuestra excitación desaparece. Que no te pase, si no es satisfactorio o te incomoda dilo de inmediato sin hacer aspavientos de más y continúen.

 

2. Aprende a pedir lo que quieres

Por más conectada que esté contigo, una pareja sexual es incapaz de leerte la mente. Si no dices lo que deseas es probable que nunca se cumpla. La mejor manera de pedir lo que quieres es ofreciendo algo a cambio, negociar durante el sexo también puede ser muy excitante.

 

3. Conoce y ama tu cuerpo

Si el sexo ha dejado de gustarte tanto como antes puede ser que se deba a que tu cuerpo ha dejado de gustarte tanto como antes. No lo permitas. Nadie estará evaluando tu cuerpo durante un encuentro sexual (y si lo hace no merece acostarse contigo), relájate y agradece por tu cuerpo y por todo el placer que puede darte.

 

4. Dedícale tiempo a la masturbación

Masturbarse es una forma de autoconocimiento, si tú mismo no sabes lo que te gusta y cómo te gusta, será difícil que alguien más pueda complacerte. Tómate un rato cada día para la autoexploración, verás como recuperas tu energía sexual y tus ganas de compartir lo aprendido con alguien.

 

5. Deja los problemas fuera de la cama

Tanto para irte a dormir como para tener relaciones sexuales, no permitas que tus preocupaciones entren en tu cama. No vas a resolver ninguno de tus problemas mientras tienes sexo, al contrario, si no aprendes a separar, convertirás al sexo en uno más de tus problemas. No quieres eso.

 

6. Encuentra tiempo para los encuentros sexuales

¿Recuerdas cuando planeabas tus encuentros sexuales con días de anticipación? Conforme crecen nuestras responsabilidades es cada vez más difícil pasar todo un día en la cama retozando y el sexo se vuelve cosa de unos minutos antes de salir corriendo por la mañana. Aunque el sexo con prisa puede ser divertido, no permitas que sea el único, hazte tiempo para tener encuentros largos y románticos de vez en cuando.

 

7. Permítete hablar de sexo de manera más abierta

Mientras más relajado te encuentres al tratar esos temas mejor será la comunicación con tu pareja y tu vida sexual mejorará en un 200%. El sexo no es un tabú ni tienes que avergonzarte por la manera en que lo disfrutas o por las cosas que te gustan, aceptarlo y hablar de ello te hará disfrutarlo aún más.

 

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: