5 posturas de yoga para disfrutar más tu sexualidad

Harmonía / 2016-08-30

Es bien sabido que la actividad física ayuda a tener una mejor vida sexual, y en este sentido, el yoga es una de las disciplinas más completas y benéficas, ya que concibe ser humano como una unidad entre mente, cuerpo y emociones, que son los mismos elementos que se involucran en una relación íntima.

 

Por otro lado, el yoga ayuda a regular las funciones del organismo, reduce el estrés, tonifica y fortalece los músculos, mejora el flujo sanguíneo y ayuda a tener un mejor control de la respiración. Todo esto puede ayudar a disfrutar más del sexo, y aquí te sugerimos algunas posturas que puedes poner en práctica.

 

Te interesa: 5 posiciones sexuales para disfrutar de la vida y ejercitarse al mismo tiempo

 

Marjariasana (postura del gato)

Con esta postura vas a fortalecer los músculos de Kegel, es decir, aquellos que se encuentran debajo del útero, la vejiga y el intestino grueso, que son los que más se contraen durante el clímax en una relación sexual. Así, al practicar esta posición, lograrás tener mejores orgasmos y un mayor control de los músculos que intervienen en ellos.

 

Bhujangasana (postura de la cobra)

Esta postura fortalece los músculos del torso, especialmente la parte baja de la espalda, y elimina la tensión. Además, aumenta el flujo sanguíneo hacia la zona baja del cuerpo, estimula los órganos sexuales, incrementa la vitalidad y el libido, y equilibra el flujo de energía sexual con la energía umbilical.

 

Adho Mukha Svanasana (postura de la V invertida)

Al realizar la V invertida vas a calmar tu mente, reducir la tensión muscular y vigorizar tu cuerpo. Además, esta postura ayuda a tonificar y mejora tu flexibilidad. 

 

Setu Bandha Sarvangasana (postura del puente)

Realizar el puente ayuda a fortalecer la pelvis y a que la región de la cadera se vuelva más flexible. Además, reduce el estrés y la tensión, mejora el flujo de la sangre y su efecto es similar al de los ejercicios de Kegel, ya que fortalece los músculos vaginales y toda la zona del suelo pélvico. 

 

Eka Pada Rajakapotasana (postura de la paloma)

Esta postura permite relajar la tensión en las caderas, al mismo tiempo que tranquiliza la mente. Además, te hace ser más flexible, ayuda a poner atención en tu respiración y a enfocarte en el momento presente.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar