5 formas de prepararte para disfrutar al máximo una relación sexual

Harmonía / 2017-04-13

En la modernidad las relaciones sexuales se han normalizado al grado de concebirse como un encuentro casual, sin mayor significado ni importancia en nuestra vida, y sin efectos en nuestra mente o nuestro cuerpo. Sin embargo, cada relación que mantenemos tiene consecuencias en nuestro ser. Algunas pueden ser muy sutiles, como un intercambio de energía, y otras muy evidentes, como reacciones físicas en el cuerpo.

 

Cuando no estamos preparados o con la mejor disposición para una relación sexual el encuentro puede ser tenso y un poco incómodo, incluso puede ser doloroso si nuestro cuerpo no se siente listo para compartir la intimidad que implica una relación sexual.

 

Existen algunas preguntas y algunos cambios en la mente y el cuerpo de las personas que pueden ayudar a suavizar y a hacer más placentero un encuentro. Aquí te contamos cinco formas en que puedes prepararte para disfrutar una relación sexual.

 

Te recomendamos: Sobre la transmutación de la energía sexual

 

1. Ten claras tus intenciones

Es natural si durante o después de las relaciones sexuales nos sentimos confundidos, sobre todo en casos donde el nexo con la persona con la que estamos no nos queda claro o no nos gusta. Si vas a tener sexo casual, ten clara tu intención; pero si prefieres hacerlo cuando existe un vínculo entre tu pareja y tú, entonces no te sientas presionado a cambiar tu idea.

 

2. Siéntete cómodo con tu decisión

Está bien tener sexo casual si te gusta, y también está bien preferir el sexo con parejas estables. Lo importante es que sea tú decisión y no la de alguien más, y que siempre te sientas cómodo con lo que haces.

 

3. Aprecia tu cuerpo y disfruta el del otro

En muchas ocasiones el sexo es incómodo porque nos sentimos inseguros de la forma en que luce nuestro cuerpo o de si estamos haciendo las cosas de la mejor manera posible. Sin embargo, esta costumbre tan arraigada sólo nos impide disfrutar el placer y disfrutar la compañía. Olvídate de los prejuicios e inseguridades, ¡goza!

 

4. Centra tu atención en sentir

Para reducir el ruido de las inseguridades, centra tu atención en sentir todo: cada caricia, los besos, los olores; simplemente disfruta y diviértete. No pienses de más y aprovecha la relación para desconectar al ego y despertar al cuerpo.

 

5. No hagas nada que no quieras hacer  

Está muy bien la idea de apagar el ruido y disfrutar los sentidos, pero nunca olvides que tú decides los límites de tus preferencias. Por mucho que tu pareja o la persona con la que mantienes la relación sexual quiera realizar alguna práctica en particular, si a ti te resulta incómoda, expresa tu opinión y respeta la del otro. No hagas nada que no quieras hacer, ni obligues al otro a hacer algo que no desea. Mientras exista el respeto a las preferencias personales, el sexo será mucho mejor.

 

Sigue con: 3 formas de liberarte de los bloqueos y la represión sexual

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: