4 sencillos cambios para que este año tengas muy buen sexo

Harmonía / 2017-01-12

Sabemos que el sexo es bueno para nosotros, emocional y físicamente hablando, porque nos hace sentir bien y nos genera confianza, por muchas cosas tangibles y visibles. Durante la práctica del sexo se liberan químicos en el cerebro que nos hacen sentir felices, incluyendo la oxitocina, que es conocida como la hormona del amor. Así que si no has decidido tomarte un año sabático respecto al sexo, será mejor que cambies para bien tus dinámicas y alcances la felicidad en la práctica:

 

1. Date permiso para divertirte

Muchas personas no priorizan el placer como parte de su salud y bienestar. Hay muchas maneras de divertirse y el sexo es sólo una de ellas, a la cual a veces se le da mayor valor que a otras. Está bien. Date permiso para valorar el sexo en su dimensión porque no es una obligación, no tienes que tomarlo con toda la seriedad del universo. Lo que otros piensen sobre ello no tiene por qué influirte. Trata de que siempre resulte agradable y cuando no sea así detente, ya habrá otra oportunidad.

 

2. Aprende, sé creativo, innova

Cada vez más las personas están expresando deseos de probar cosas nuevas en el dormitorio. En todas las otras partes de nuestras vidas abrazamos el aprendizaje y ampliamos nuestro conocimiento. ¿Por qué el sexo debe ser diferente? Tratar cosas nuevas puede ser divertido. Eso sí, si vas probar cosas nuevas hazlo con seguridad y respeto.

 

3. Aprovecha todo tu cuerpo

A veces es fácil simplemente terminar y luego dormir, o levantarse e irse. Digamos que a veces estará bien pero no siempre, es decir, no puede ser ese todo nuestro repertorio, porque tanto tú como tu pareja pueden aburrirse. Prueba nuevas posiciones y usa todo tu cuerpo durante el sexo. Recuerda que el sexo se basa en mucho más que los genitales, así que experimenta con las zonas erógenas que todos tenemos; búscalas, será interesante.

 

4. Sacúdete la presión

Con demasiada frecuencia el sexo puede sentirse como una actuación. ¿Quién quiere a quién, con qué frecuencia y por cuánto tiempo? Fracasarás si tratas de imitar toda la alegoría que rodea al tema; no te compares con lo que ves en los medios audiovisuales y revistas. Una verdadera experiencia erótica transcurre sin presión, con tu pareja; nada fuera de ello importa en el momento. Disfruta el instante en que sucede, y tómate el tiempo necesario para regodearte con el cuerpo de tu pareja.

 

Con información de Mind Body Green

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar