Descubre cómo se relaciona tu salud física con tu salud emocional

Harmonía / 2016-11-04

Todo en nuestro organismo se encuentra relacionado: cuando no te sientes bien físicamente, ello se refleja en el funcionamiento de tu cuerpo y viceversa.

 

Además, ignorar síntomas físicos puede ocasionarte un problema emocional y, a su vez, ignorar tus emociones también puede enfermarte físicamente. ¿Te ha pasado que te sientes triste y pierdes el apetito?, ¿o que cuando tienes indigestión no quieres ver ni hablar con nadie? Nuestro cuerpo y nuestra mente dependen del equilibrio pero, ¿cómo lograrlo?

 

  • Aprende a manejar tus emociones. No ignores lo que sientes. El malestar emocional siempre se convierte en malestar físico si no le prestas atención.
  • Cuida tu cuerpo cuidando tu alimentación. La mejor manera de cuidar tu organismo es proporcionándole una alimentación equilibrada y de calidad. Incluye alimentos funcionales como yogur con probióticos, frutas y cereales con fibra.
  • Ejercítate. El ejercicio es ideal para mantener tu cuerpo en forma y tu mente enfocada y de buen humor. Mejora tu calidad de sueño y tus niveles de estrés. Realiza por lo menos 30 minutos de actividad física por día.

 

Vivir en equilibrio significa aprender a sincronizar nuestro cuerpo y nuestra mente. Esa es la clave del bienestar.

 

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Realmente eres consciente de tu cuerpo?
¿Te das cuenta de que algo emocionalmente no anda bien cuando te sientes mal físicamente?