Comer exceso de calorías en el fin de semana es tan dañino como hacerlo diario

Harmonía / 2016-02-12

Hacer una dieta requiere disciplina. Muchas veces cuidamos lo que comemos o seguimos las instrucciones de un nutriólogo de lunes a viernes, pero apenas llega el fin de semana decidimos olvidar toda norma y comer sin límites. Bueno, pues si quieres conservar tu salud digestiva, dile adiós a esa pizza con cerveza de los domingos.

 

Investigadores de la New South Wales University en Australia afirman que comer demasiados alimentos con calorías en un fin de semana causa los mismos daños a tu salud digestiva que un consumo constante de comida calórica entre semana.

 

El estudio se realizó en ratas y duró 16 semanas. Los investigadores alimentaron con una dieta saludable de siete días a un grupo y al otro grupo con una dieta que combinaba alimentos saludables durante cuatro días con alimentos con exceso de calorías durante tres días a la semana, esta dieta fue denominada “dieta de cafetería”. La dieta saludable aportaba un 12% de calorías en forma de energía, un 20% como proteína y un 65% como carbohidratos, mientras que la “dieta de cafetería” combinaba estos porcentajes con alimentos con exceso de calorías como manteca de cerdo y leche condensada. Se estudiaron factores metabólicos como el peso corporal, la grasa, la glucosa, la insulina y la leptina.

 

Los resultados indicaron que la exposición intermitente a alimentos ricos en calorías es suficiente para alterar la microbiota de las ratas y hacerla similar a la de las ratas con obesidad que son expuestas constantemente a una dieta poco saludable. De hecho, los científicos observaron que es difícil distinguir entre los ciclos de la microbiota de las ratas sometidas a la “dieta de cafetería” y los ciclos de la microbiota de ratas poco saludables; por el contrario, la microbiota de las ratas con dieta saludable diaria se distingue por completo. Por lo tanto, tanto una ingesta intermitente de alimentos calóricos como una ingesta constante afectan a la microbiota de forma similar.

 

El estudio concluye que la alimentación con exceso de calorías intermitente es tan dañina para las bacterias de nuestra microbiota como la constante. Tan sólo tres días a la semana son suficientes para modificar nuestra microbiota y asemejarla a la de una persona con obesidad.

 

Malas noticias para nuestros planes de fin de semana, aunque por suerte los resultados del estudio todavía no son 100% aplicables a los humanos, todavía deben analizarse detalles en la microbiota de las personas.  


 

Fuente: Gut Microbiota

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar