Top 5: mitos sobre la leche de vaca

Harmonía / 2016-07-22

Durante los últimos años, la leche de vaca se ha convertido en uno de los alimentos más controversiales en materia de salud. Pues así como existen expertos que la consideran uno de los alimentos más nutritivos y completos que podemos encontrar, hay quienes aseguran que es dañina para la salud debido a su contenido de grasa y hormonas, entre otras cosas. Muchas personas han optado por dejar de consumir leche de vaca y sus derivados como quesos o yoghurt mientras que otras han disminuido su consumo o han recurrido a sustituciones como la leche de almendras y el tofu. Antes de tomar una decisión, te recomendamos informarte sobre los mitos y realidades alrededor del consumo de leche de vaca.

 

Mito 1: La leche de vaca engorda debido a su alto contenido en grasas.

Realidad: La leche ayuda a oxidar las grasas y a asimilarlas, además, contiene péptidos bioactivos que provocan una sensación de saciedad, por lo que la leche en lugar de engordar puede ayudarte a perder o mantener peso.

 

Mito 2: El calcio de la leche es fácilmente sutituible por otros alimentos

Realidad: Existen numerosos alimentos que pueden proporcionarnos calcio, incluso en mayores cantidades que la leche. Sin embargo, solamente la leche aporta la combinación de calcio y vitamina D necesaria para que el organismo pueda absorber y fijar el calcio en los huesos y tejidos. Sin la vitamina D, no importa cuánto calcio consumas, tu cuerpo no podrá aprovecharlo.

 

Mito 3: La leche contiene hormonas que dañan la salud.

Realidad: La leche, como todos los alimentos de origen animal, contienen hormonas naturales que son inocuas cuando se consumen por los seres humanos. En el caso particular de la leche, hay productores que tratan a sus vacas con hormonas artificiales sin que esto represente un peligro para la salud de los consumidores pues la composición de la leche con y sin hormonas es prácticamente idéntica. 

 

Te interesa: Hormonas en la leche, ¿son tan dañinas como pensamos?

 

Mito 4: La leche orgánica está libre de hormonas y pesticidas

Realidad: Es imposible asegurar que la alimentación de las vacas de las que se extrae leche orgánica está realmente libre de pesticidas, pues éstos pueden estar en el medio ambiente, agua y aire. En cuanto a las hormonas, ningún alimento de origen animal está libre de ellas pero su consumo es inocuo para los seres humanos.

 

Mito 5: La leche sólo debe consumirse durante la infancia

Realidad: Las proteínas, vitaminas y calcio que aporta la leche son necesarias para los seres humanos a lo largo de toda su vida. Sin duda, los bebés y los niños requieren un mayor suministro de estos nutrientes, pero eso no significa que los adultos dejen de necesitarlos, al contrario, entre más envejecemos más aumenta nuestra necesidad de consumir calcio y vitamina D para prevenir la osteoporosis. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar