Tips de nutrición: Vitaminas

Harmonía / 2016-06-01

Las vitaminas regulan las reacciones bioquímicas del organismo. Además, participan en la liberación de la energía y mantienen el funcionamiento de ciertas funciones vitales para el cuerpo como la formación de uñas, huesos y cabello, el cuidado del sistema nervioso, la protección contra virus e infecciones e incluso influyen en el estado de ánimo y las funciones cerebrales de las personas. Como verás, las vitaminas son de suma importancia para la salud. Conoce cómo beneficia cada vitamina un aspecto específico del organismo.

 

Ácido para-amino-benzoico (PABA)

Protege la piel y la mantiene sana. Estimula la microbiota para producir ácido fólico. Previene la aparición prematura de canas.

 

Beta caroteno (Pro-vitamina A)

Se transforma lentamente en vitamina A dentro del organismo, por lo que algunas personas lo prefieren por encima de la vitamina A, que en exceso puede provocar hipervitaminosis. El beta caroteno protege a las células del cuerpo contra la acción de agentes radicales libres que pueden acelerar el proceso de envejecimiento.

 

Bioflavonoides

Fortalecen las paredes capilares e incrementan la resistencia a infecciones. Aumentan la eficacia de la vitamina C y ayudan a prevenir el sangrado de encías.

 

Quercetina

Junto con la vitamina C ayuda en el tratamiento de alergias, enfermedades cardiacas y algunos tipos de cáncer.

 

Vitamina A (Retinol)

Favorece el sistema ocular, nutre la piel y el cabello, ayuda en la reparación y crecimiento de los tejidos y es antioxidante.

 

Vitamina B1 (Tiamina)

Mantiene el sistema nervioso, músculos y corazón funcionando. Combate los mareos, mejora la habilidad mental y el crecimiento físico. Contribuye a mantener sanos los ojos, la piel y el cabello.

 

Vitamina B3 (Niacina)

Sirve para conservar las células y elabora varias sustancias que necesita el organismo. Mantiene sana la piel, ayuda a la digestión y aumenta la energía pues ayuda utilizar los alimentos de forma óptima. Reduce colesterol y triglicéridos, mejora la circulación y alivia los dolores de cabeza.

 

Vitamina B5 (Ácido pantoténico)

Ayuda a convertir las grasas y azúcares en energía, a cicatrizar heridas y a prevenir la fatiga. Favorece el control del estrés físico y mental.

 

Vitamina B6 (Piridoxina)

Mejora la utilización de proteínas, lípidos y carbohidratos. Es indispensable para la salud del cerebro y del sistema neurotransmisor.

 

Vitamina B8 (Biotina, vitamina H)

Transforma las grasas y proteínas, controla dolores musculares, ayuda a dormir bien y a estar de buen humor.

 

Vitamina B9 (Ácido fólico)

Contribuye a la formación del ADN y es necesaria para el crecimiento. Aumenta la producción de leche materna, protege contra parásitos intestinales y previene la aparición de úlceras bucales, así como ayuda a combatir la anemia. Es muy recomendada durante las primeras semanas del embarazo pues disminuye problemas congénitos como la espina bífida.

 

Vitamina B12 (Cianocobalamina)

Favorece la producción y regeneración de glóbulos rojos en la sangre. Proporciona energía y ayuda al tejido nervioso, así como en el crecimiento de los niños.

 

Vitamina B13 (Ácido orótico)

Facilita la absorción de oxígeno y ayuda a formar defensas. Además, protege al hígado, disminuye el colesterol, alivia el asma y protege contra agentes contaminantes.

 

Vitamina C (Ácido ascórbico)

Antioxidante que propicia la producción de colágeno y fomenta la curación de heridas, quemaduras y fracturas. Previene hemorragias y resfriados, además es auxiliar en la formación de huesos y dientes.

 

Vitamina D

Mejora la salud y apariencia de encías y dientes. Favorece la salud de los huesos al asegurar la utilización óptima del calcio y el fósforo.

 

Vitamina E (Tocoferol)

Antioxidante que protege de la contaminación, retarda el crecimiento prematuro por oxidación, brinda resistencia al cuerpo y protege la salud cardiovascular. Puede combatir la artritis, arteriosclerosis, las várices y la menopausia.

 

Vitamina K

Ayuda a la coagulación de la sangre y permite controlar en forma natural las hemorragias.


Este texto forma parte de una serie sobre tips de nutrición. En ella, podrás encontrar la definición de diversos conceptos imprescindibles para aprender a cuidar nuestros hábitos y nuestra alimentación. Si quieres saber más, no te pierdas la información sobre nutrientes y suplementos que anteceden esta entrega.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar