El nuevo paradigma de la marihuana como elixir medicinal no psicoactivo

Harmonía / 2017-04-19

En los últimos años 25 estados han legalizado la marihuana médica en Estados Unidos, a la luz de evidencia que permite sugerir que la cannabis es una de las plantas medicinales con mayor potencial para tratar diversas enfermedades en el mundo. Lo anterior sugiere que un cambio de paradigma en torno a la marihuana sería altamente benéfico: pasar de la concepción de esta planta como un agente recreativo psicoactivo a una herramienta medicinal no psicoactiva. Nuevos desarrollos en las cepas de cannabis permiten tener todos los beneficios medicinales sin que se presenten los efectos psicoactivos. Esto hace que pueda ser usada por todas las personas sin mayores efectos secundarios, evitando estados que en ocasiones pueden acercarse a trastornos mentales y así hacer cuestionarse de nuevo la legislación que prohíbe esta planta. Realmente no existen buenas razones para que el aceite de cáñamo (como el que ha desarrollado una compañía como Charlotte's Web) siga siendo ilegal.

 

El sitio Web Med enlista las siguientes enfermedades como aquellas de las cuales se tienen indicios de que la marihuana puede ser efectiva en el tratamiento:

 

Alzheimer

Pérdida de apetito

Cáncer

Enfermedad de Crohn

Trastornos alimenticios como la anorexia

Glaucoma

Trastornos mentales como la esquizofrenia o el estrés postraumático

Esclerosis múltiple

Espasmos musculares

Nausea

Dolor crónico

Caquexia

 

Existen muchas otras que están siendo probadas, en lo que puede considerarse la revolución de la marihuana médica.

 

Uno de los momentos cruciales en la historia reciente de la marihuana medicinal --una sustancia que ha sido usada milenariamente con fines medicinales además de recreativos-- ocurrió en el 2006, cuando Charlotte Figi logró reducir sus ataques epilépticos producidos por el síndrome Dravet de 400 a la semana a sólo cuatro. Se le conoce como la niña que cambió las leyes de la marihuana médica en Estados Unidos. Su familia utilizó una cepa desarrollada por la compañía Stanley Brothers de Colorado, la cual tenía mucho cannabidiol pero poco tetrahidrocannabinol (THC, la sustancia mayormente responsable del efecto psicoactivo). Stanley Brothers luego nombró a su compañía Charlotte's Web y han logrado crear una cepa que contiene menos del 0.3% de THC, lo cual elimina casi absolutamente todo efecto psicoactivo. En tono de broma, esta cepa híbrida que combina cáñamo industrial con una planta de marihuana fue llamada "la decepción de los hippies". Los hermanos Stanley dicen que su cepa de cannabis no tiene "casi ningún valor para los consumidores tradicionales de marihuana".

 

Actualmente se tienen reportes en Colorado de más de 93 familias con niños epilépticos usando marihuana diariamente y cientos más en lista de espera, por no poder consumirla en su estado. A éstos se les llama "refugiados de la marihuana". Hay que mencionar que algunos doctores señalan que no existe todavía evidencia contundente de que la marihuana pueda ayudar en todas estas enfermedades. Sin embargo, es difícil producir esa evidencia consistente, como ha señalado el médico Sanjay Gupta, justamente porque las leyes no permiten la investigación científica a escala nacional. Algunas universidades han dejado de hacer investigación por temor a la pérdida de fondeo federal.

 

En todo el mundo la marihuana está asociada con un estado recreativo, con discriminación social y recientemente con cierta violencia. Quizás lo mejor que le puede pasar a esta planta y a sus consumidores es que sea reinventada como una planta medicinal no psicoactiva, que millones de personas puedan beneficiarse de sus cualidades medicinales y sus efectos recreacionales puedan pasar a segundo término para que no sean un obstáculo para las personas que tienen una enfermedad que puede ser tratada con marihuana médica. 

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: