¿Qué es la dieta del 80/20 y por qué te conviene?

Ceci Bandera / 2016-09-20

Después de estudiar (e intentar) muchos tipos de dietas, decidí que apegarme a un régimen estricto no funciona para mí. Disfruto comer bien, saludable, fresco y variado la mayoría del tiempo. Por eso el concepto del 80/20 es ideal. Básicamente consiste en optar por alimentos con gran cantidad de nutrientes el 80% del tiempo, dejando abierto el 20% para algo menos nutritivo. Yo trato de “guardar” ese 20% para cuando como fuera de mi casa, ya que me parece más complicado controlar porciones, frescura, origen, etc.

 

Tampoco me parece que debamos tener restricciones en cuanto a grupos de alimentos o cantidades, cuando comes bien la mayoría del tiempo, la atención se va a hacia elegir correctamente. Es decir, me fijo más en el “qué” que en el “cuanto”. Y lo mismo aplica para mi familia.

 

Además, la perfección no es mi meta en cuanto a nutrición. La salud lo es. Por eso, sé que  puedo comer una rebanada de pastel o un postre delicioso porque lo hago de vez en cuando. He aprendido a saber que batallas son las que quiero perder y cuáles no valen la pena.

 

Aquí les dejo algunos ejemplos de lo que me gusta comer durante un día:

  • Empiezo mi día con una taza de agua tibia con limón y al salir de mi casa me tomo un jugo verde (espinaca, pepino, limón, manzana y lo que encuentre verde en mi refri: brócoli, perejil, apio….cualquier cosa funciona bien)
  • De desayuno, puede ser un pan con aguacate y jitomate,  tostadas de arroz con humus. Otro favorito es un taco de frijol.
  • Siempre cargo en mi bolsa una bolsita de almendras o semillas y algo de fruta o verdura. Eso me va muy bien para que no me de hambre durante la mañana.
  • La comida es en familia y todos comemos lo mismo. Tratando que sea siempre la mitad de verduras, algo de proteína y algo de granos. Por ejemplo: Salmón, arroz integral y ensalada de ejotes.
  • En la cena una sopa de verduras es siempre una buena opción, me gusta ponerle garbanzos o lentejas.
  • Termino mi día con un cuadrito de algún buen chocolate amargo.

 

No es difícil comer bien, se trata de organizarnos y planear para no perdernos en el intento.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar