Probióticos y prebióticos no son lo mismo. Descubre las funciones de cada uno

Harmonía / 2016-05-10

Aunque es cierto que tanto los prebióticos como los probióticos se relacionan con nuestra salud, existen importantes diferencias entre ellos y conocerlas te ayudará a tener conciencia de tu cuidado personal.

 

Se conocen como probióticos a los microorganismos que, cuando se consumen en una cantidad suficiente, benefician la salud digestiva. Los probióticos actúan en el cuerpo mediante su paso por el intestino, en donde pueden ayudar a proteger la microbiota y a disminuir la frecuencia de malestares digestivos. Por otro lado, los prebióticos son los ingredientes no digeribles presentes en algunos alimentos que ayudan al crecimiento de los microorganismos probióticos.

 

Es decir, mientras que los probióticos actúan directamente en la salud de tu cuerpo, los prebióticos ayudan al desarrollo de los primeros. Por ejemplo, cuando una persona no consume suficiente fibra dietética, la cantidad de microorganismos probióticos de su cuerpo probablemente no será ideal y tal vez pueda manifestar malestares digestivos menores. En cambio, si procuramos tener una alimentación rica en alimentos prebióticos como la fibra dietética, nuestros probióticos serán más y entonces se podrá reducir la frecuencia de malestares digestivos. Por eso es tan importante cuidar nuestro estilo de vida y alimentación, así como incluir el consumo de alimentos con probióticos como yoghurt, encurtidos y chocolate oscuro.

 

Cuando aprendemos a cuidar nuestra salud digestiva se vuelve mucho más agradable realizar cualquier tipo de actividad. Sentirse cómodo es un paso clave del bienestar personal. Por eso te recomendamos incluir alimentos probióticos y prebióticos en tu alimentación. Su combinación te ayudará a mejorar calidad de tu vida. 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: