masticar bien buena digestión

¿Por qué masticar bien la comida es importante para una digestión saludable?

Harmonía / 2016-05-10

Seguramente te dijeron más de una vez mientras crecías que debes masticar bien tu comida, pero ¿cuál es la razón detrás de ello? Básicamente,  el proceso de masticación es el primer paso para tener una digestión apropiada. Masticar poco o con prisa permite que pedazos grandes de alimento entren a tu estómago o intestinos causando alteraciones en el proceso digestivo. De tal manera que si masticamos bien la comida facilitamos tanto su tránsito por nuestro cuerpo, como la absorción de nutrientes. ¿Cómo saber cuánto es suficiente? Sencillo, sólo hazlo hasta que los alimentos hayan perdido su textura y sean como un licuado. Y mientras lo haces, piensa en estos cuatro beneficios que obtendrás:

 

1. Masticar apropiadamente te ayuda a absorber mejor los nutrientes y la energía de los alimentos. 

Como mencionamos antes masticar bien permite que los intestinos absorban los nutrientes de las partículas de comida más fácilmente. Porque su tamaño afecta que tan bioaccesible resulta, es decir qué tan fácil es para el cuerpo accesar y aprovechar sus nutrientes. Cuando masticas bien tu comida permites que el cuerpo absorba mejor estos componentes, es decir aprovechas al máximo lo que comes. 

 

2.  Contribuye a mantener un peso sano. 

Este punto se basa en un sencillo cálculo, entre más masticas, más tiempo tomas en terminar tu comida. Ha sido comprobado que comer lentamente puede ayudarte a comer menos porque da tiempo de que la señal de saciedad llegue al cerebro. De tal manera que evita que comas de más y ganes peso. Masticar más tu comida puede ayudarte a mantener el control de tus porciones de manera natural. 

 

3. Da tiempo a las enzimas digestivas de hacer su trabajo. 

La saliva contiene enzimas, así que entre más tiempo pases masticando, más tiempo tienen ellas para empezar a deshacer tu comida, facilitando el proceso digestivo en general.  Por ejemplo, una de estas enzimas es la lipasa lingual y ayuda a descomponer las grasas para que pueda ser aprovechadas por el cuerpo.  Además de que la saliva también ayuda a que los alimentos transiten con mayor facilidad por el esófago. 

 

4. Es bueno para tus  dientes. 

La saliva producida durante la masticación es benéfica para tus dientes por que ayuda a limpiar las partículas de comida de tu boca y a controlar la formación de placa que deteriora los dientes. 

Puede ser que masticar sea algo que hacemos, o que hasta ahora hemos hecho de manera automática. Sin embargo, recordar hacerlo hasta que los alimentos son una masa uniforme es sumamente importante para mejorar nuestra digestión y salud general, ya que propicia la absorción de los nutrientes y un tránsito digestivo óptimo. 

 

Con información de Mercola

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: