Cómo lograr que tu dieta tenga muchas más #ComidasSinEtiquetas

Ceci Bandera / 2016-05-25

Cuando me dieron de alta y me dijeron que ya podía “comer de todo” empezó mi transición a una dieta saludable.  Con ayuda de un doctor, una súper health coach, mis libros y mis cursos, era el momento de empezar.

 

Me tardé varios meses en definir mi dieta ideal, la que me hace sentir bien y con energía. Fue a base de prueba y error que encontré lo que me gusta comer y me cae bien.

 

Y para que no tengan que invertir varios meses de su vida buscando la forma, les comparto las cosas que a mí me funcionan:

  • Compro diferente en el súper. Leo cuidadosamente las etiquetas y me fijo en que lo que pongo en mi carrito tenga un alto valor nutrimental. Lo que hago es preguntarme dos cosas: ¿es nutritivo? y ¿sabe rico?, si las respuestas son check, check lo compro, si alguna de las dos es NO, no lo compro. Así de fácil y sencillo. Regla de Oro.
  • Como mucho más porciones de vegetales y frutas que antes. Compro en un mercadito orgánico o en el puesto que está cerca de mi casa, nunca en el súper. Tal vez es maña, pero me parece que es mucho más fresco. ¿Cuáles compro? Compro de muchos colores, lo de temporada. Prefiero comprar poquito de muchas cosas para tener gran variedad. Y eso sí, muchas hojas verdes siempre.
  • Planeo los menús de la semana. Me funciona muy bien saber lo que vamos a desayunar, comer y cenar. Optimizo mis recursos, me aseguro de que sean comidas balanceadas y además a mis hijas les gusta ayudar a dar ideas. 
  • Mi refri  y mi bolsa me salvan. Tengo verduras ya listas para comer en el refri y paquetitos con almendras o semillas en mi bolsa. Eso me ayuda a no pararme en la tiendita a media mañana y comprar alguna porquería que sé que me va a caer fatal.
  • Mi lista del súper es mucho más amplia. Me concentré en agregar muchas, muchas cosas naturales y reducir los alimentos procesados. Ahora trato de tener siempre: vegetales, frutas, leguminosas (frijoles, garbanzos, habas, lentejas, etc.), semillas (almendras —las amo tostadas—, nueces, pepitas, ajonjolí), granos enteros (arroz integral, quinoa, amaranto, pasta integral, etc.), hierbas de olor, especias, proteínas de buena calidad (pescados blancos, salmón, huevo, pollo, etc.), grasas saludables (aguacate, aceite de oliva) y nunca falta un buen chocolate amargo, yum.
  • Cocino y lo disfruto. No puedes delegar tu salud a otras manos. Claro, se vale pedir ayuda. Pero finalmente yo soy la responsable de decidir lo que compro, lo que como y también la forma en la que se cocina y se sazona. ¡Es mi salud!
  • Es nutrición, no religión. En mi casa sigo mi dieta ideal, pero también disfruto salir con mis amigos a celebrar algo y salirme del programa. Finalmente ya aprendí a regresar a lo que me gusta y me hace bien.

 

En resumen, la clave de una dieta saludable es incluir cada vez más #ComidaSinEtiquetas.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar