disminuyen índices de obesidad y diabetes

Los barrios diseñados para caminar disminuyen los índices de obesidad y diabetes

Harmonía / 2016-05-25

Quizá no invirtamos mucho tiempo de nuestro día a pensar sobre el diseño urbano de las ciudades en que habitamos, pero esto nos afecta profundamente. Cuestiones de movilidad y calidad de vida están estrechamente relacionadas con el trazado de las urbes. Por ejemplo, para conservar nuestra salud se nos recomienda realizar 30 minutos de actividad física moderada 5 días a la semana, pero la mayoría de los adultos en este tipo de asentamientos llevan vidas tan sedentarias que no lo cumplen. Los niveles bajos de actividad física son uno de los factores claves para el desarrollo de enfermedades crónicas como obesidad y diabetes tipo 2 y ambas son condiciones que pueden afectar seriamente la calidad de vida de las personas, incluso llegando a reducir su longevidad.


Investigadores canadienses realizaron un estudio que recavó información a lo largo de 12 años sobre más de 3 millones de personas en 8,777 barrios de Ontario. Los cuales calificó usando una escala de 100 puntos que median la densidad de población, número de servicios a una distancia que era posible caminar desde las residencias y qué tan bien conectadas estaban sus redes viales.  Además ajustó las variables de edad, sexo, ingresos y otros factores y descubrió que la posibilidad de desarrollar sobre peso u obesidad en los 5 barrios más propicios para caminar eran 10 % menor que en aquellos 5 barrios considerados menos amigables con el peatón.


 La incidencia de la diabetes también era más baja en los mejores barrios para caminar y esta diferencia persistió a lo largo de todo el estudio. El Dr. Gillian L. Booth, principal autor de este estudio ha dicho que los barrios más sanos parecen ser aquellos en los que los autos no son una necesidad, pues sus habitantes prefieren caminar o andar en bicicleta, lo cual afecta positivamente su salud general. 


Lo cual tiene mucho sentido pues caminar no sólo es beneficioso para el cuerpo, también lo es para la mente. Ha sido comprobado que caminar sin rumbo estimula la creatividad  y este es un ejercicio sencillo que no requiere de subscripciones o equipo sofisticado, además de que es apto para realizarse sin importar la edad o condición física.   Lamentablemente muchas zonas de nuestras ciudades están diseñadas para los autos, no para las personas que habitamos en ellas ¿sientes que donde vives es posible o disfrutable caminar? 

 

Con información de New York Times:

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar