Los 3 básicos para leer etiquetas

Ceci Bandera / 2016-06-01

En un mundo ideal compraríamos solamente #ComidaSinEtiquetas, pero estamos lejos (muy lejos) de ese mundo. Para bien y para mal, tenemos a nuestro alcance muchos productos empacados que nos facilitan la vida.

 

La parte complicada es que las empresas que los producen, muchas veces utilizan los empaques para promover “beneficios” del producto, sean o no reales. Ahí es donde empieza nuestra responsabilidad como consumidores: debemos leer las etiquetas para entender qué es lo que realmente estamos comiendo y si el beneficio existe o es un arma de venta.

 

Yo tengo varios años leyendo las etiquetas de lo que compro para mí y mi familia, y cada vez me sorprendo más de la publicidad engañosa de algunas marcas. Les comparto los puntos básicos que deben saber si quieren empezar a decodificar el contenido de lo que comen:

 

1. El frente del producto. Nunca creo lo que dice el frente del producto hasta verificarlo. Es la parte que engancha así que puede ser exagerado.

  • Ojo con las frases tipo “natural”, “saludable”, “100% natural”, “son fruta”, “integral”, “bajo en grasa”, “con fibra” y todo ese tipo de promesas.
  • Debemos ir a la parte trasera del producto, donde está la información nutrimental para verificarlo.

 

2. La tabla nutrimental. Contiene mucha información útil y puede ser el primer filtro para elegir un producto, yo reviso 2 puntos importantes:

  • El tamaño de la porción que nos dice cuantas porciones trae el paquete. Muchas veces las porciones son más pequeñas de lo que realmente nos comemos.
  • Las calorías por porción. Aunque las calorías no me parecen tan relevantes, sí me pueden servir para decidirme entre un producto y otro.

 

3. Los ingredientes. Para mí, esta es la parte MÁS importante. ¡Aquí es donde vemos lo que realmente estamos comiendo!

  • Los ingredientes están listados por cantidad, de mayor a menor. Es decir, el primer ingrediente de la lista es el que encontramos en mayor cantidad en el producto y así sucesivamente.
  • Las sorpresas. Helados de limón sin limón, Leche de fresa sin fresa, yoghurt de fruta sin fruta, pan integral con más harina blanca que integral, etc.
  • Los innombrables. En la lista de ingredientes por lo general vas a ver muchos nombres rarísimos. Generalmente son aditivos, espesantes, colorantes, conservadores, etc. Toma tiempo saber qué es cada cosa, pero sabemos que no son naturales y mientras menos aparezcan mejor.
  • Modera tu consumo de productos que tienen azúcar dentro de sus 3 primeros ingredientes porque generalmente son altamente procesados, poco nutritivos y densamente calóricos.
  •  Número de ingredientes. Nada más con ver lo extenso de una lista de ingredientes nos podemos dar cuenta qué tan procesado es un producto. A mí me gusta elegir productos con pocos ingredientes y que de preferencia los conozca todos.

 

Lo importante es elegir los alimentos más naturales, eso son los que nos ayudan a mejorar nuestra salud. Acuérdate de mi regla de oro para comprar: ¿Es nutritivo? ¿Es rico? ¡Listo!

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar

nutricion/refuerza_tus_defensas_de_forma_natural