¿La leche provoca problemas respiratorios?

Harmonía / 2016-06-29

La leche es una bebida que además de deliciosa aporta proteínas que ayudan a reparar y mantener sanos a los músculos y huesos del cuerpo. Además, la leche tiene un alto valor nutrimental pues contiene aminoácidos esenciales que son fáciles de aprovechar para el cuerpo. Sin embargo, la leche ha sido objeto de numerosos debates y uno de ellos surge a partir de la controversial relación entre la leche y el asma o los problemas respiratorios. Aquí te contamos más sobre el tema.

 

Muchas personas consideran que el consumo de leche se relaciona con el aumento de la mucosidad o la aparición de episodios de asma y enfermedades respiratorias. De hecho, esta creencia se asocia con una reducción del 38% de la ingesta de leche, aproximadamente en el 30% de la población, como afirma este estudio. Los motivos por los que este mito se ha difundido tanto pueden ser por conversaciones entre conocidos o incluso por comentarios de profesionales de la salud.

 

Sin embargo, este mito es falso. Para comprobarlo, un estudio trabajó con voluntarios inoculados con el virus del resfriado común durante 10 días. En él, se midió la relación entre los síntomas respiratorios y la ingesta diaria de leche, pero el peso medio de la secreción nasal no aumentó con el consumo de leche. Tampoco se asoció la ingesta de leche con el aumento en los síntomas de tos, congestión nasal o magnitud de la secreciones. Un segundo estudio también demuestra que no se debe relacionar la ingesta de leche con la manifestación del asma en adultos.

 

Otra investigación complementaria descubrió que para los pacientes que sí sintieron que aumentaba la mucosidad o que experimentaron sensaciones como tragar mucho o con saliva más densa, su reacción se debía en gran parte a un efecto placebo. El estudio consistía en dar una muestra de leche y otra de placebo (bebida de soya con sabor a leche de vaca) y los resultados indicaron que sólo las personas que previamente consideraban que la leche aumentaba los problemas respiratorios habían expresado malestar al respirar o tragar saliva, incluso si habían tomado el placebo.

 

Y entonces, ¿por qué tanta gente relaciona el consumo de leche con los problemas respiratorios? Algunos autores consideran que se debe a que el consumo de este lácteo mezclado con la saliva puede afectar la sensación en la boca y otros aspectos sensoriales que podrían ser confundidos con mucosidad o problemas respiratorios. Por otro lado, existen personas que son alérgicas a la proteína de la leche de vaca y en esos casos sí puede existir una reacción secundaria al consumirla, y para esta especificidad es importante acudir al médico especialista.

 

Fuentes: Medline Plus

Mi pediatra online

Nutrieduación

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: