La leche engorda. ¿Mito o realidad?

Harmonía / 2016-07-13

La leche es uno de los alimentos más consumidos en la historia. Sólo en México se beben 110 litros de leche y sus derivados al año por persona. Sin embargo, esta cifra sigue siendo menor a la recomendada por la ONU para disminuir la desnutrición infantil. Esto puede deberse a una serie de mitos que existen en torno a este producto. Uno de ellos es que la leche es pura grasa y que puede engordar, ¿será cierto?

 

De acuerdo con las nutriólogas Fernanda Alvarado, Mariana Camarena y Sol Sigal, quienes se autodenominan Nu3, mucha gente considera que para bajar de peso deben dejar de tomar leche o derivados, pero este mito es falso.

 

De hecho, la leche no sólo no engorda, sino que adelgaza. De acuerdo con las expertas, el calcio de la leche ayuda a oxidar grasas, es decir, a adelgazar. Además, la leche contiene péptidos bioactivos que crean sensación de saciedad y ayudan a mejorar el control del peso. Por eso un licuado por la mañana puede ser un desayuno ideal para arrancar con las actividades del día. La recomendación que dan las especialistas en nutrición es que al licuado se le añadan dos cucharadas de avena, pues esto potencia la sensación de saciedad del licuado. ¡Saludable y delicioso!

 

Es importante aclarar que sus comentarios se refieren a los lácteos descremados más que a los enteros, pues los segundos sí aportan grasas saturadas. También debemos mencionar que los estudios que demostraron que el consumo de leches y derivados reduce el peso fue en comparación con las dietas bajas en calorías, las cuales redujeron el peso en 10% cuando fueron acompañadas por el consumo de lácteos. Es decir, los lácteos pueden ayudar a reducir el peso, pero cuando se acompañan por una alimentación y un estilo de vida saludables. 

 

Para terminar, los lácteos son una importante fuente de proteínas, vitaminas y minerales que son imprescindibles para ciertas etapas de la vida, así como para ciertos hábitos como el deporte. Lo ideal es preservar una dieta variada y saludable que tenga sustento en la ciencia y no tanto en los rumores. ¿Tienes alguna otra duda? ¡Cuéntanos! 

 

Fuente: Nu3

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: