Gracias a sus cualidades el maíz ha alimentado a un continente durante siglos

Harmonía / 2016-06-15

El maíz, esa especie de gramínea, ha sido durante siglos el alimento básico del continente americano, de donde es originario. La hipótesis más aceptada indica que se 'creó' en el centro de México, y fue obtenido a partir del teosinte, que a través de mutaciones y selección natural derivó en el maíz, dicho de otra forma: el teosinte, salvaje, domesticado se convirtió en maíz.

 

De hecho los historiadores creen haber localizado el lugar exacto donde ocurrió la domesticación: el municipio de Coxcatlán, en el Valle de Tehuacán, Puebla. En este sitio Richard MacNeish dató restos arqueológicos de la planta con una estimación de 10 mil años de antigüedad.

 

El maíz fue el alimento básico para las culturas precolombinas. En el Popol Vuh, libro sagrado de los mayas, se explica que los seres humanos fueron creados con maíz blanco y amarillo. Es decir que fundacionalmente los mexicanos le debemos nuestro origen al maíz, no solo mayas, sino mexicas y mixtecas, consideraban eso como una certeza. Cuando los europeos arribaron al continente y se encontraron con el grano, inmediatamente lo tuvieron en alta estima.  Desde México, el maiz viajó hacia el resto del continente.

 

Para finales del siglo XX, el maíz aportaba más de la mitad del consumo calórico de los mexicanos. El Museo Nacional de Culturas Populares publicó el Recetario mexicano del maíz, que registra 605 recetas de todo el país. Estos datos nos sirven para entender la importancia que tiene la gramínea en la actualidad mexicana.

 

Si el maíz ha sido capaz de alimentar un continente durante siglos, se debe a sus cualidades y beneficios. Estos son 5 que te conviene tener en cuenta:

 

1. Una planta rica en vitaminas del grupo B.

El maíz es una de las plantas con más riqueza en vitamina B1, que es necesaria para que el organismo pueda transformar los alimentos en energía y el cerebro absorba la glucosa.

 

2. Contiene minerales.

Posee porcentajes elevados de potasio, magnesio, fósforo, hierro, zinc. También es rico en manganeso que ayuda al fortalecimiento de los huesos y formación de los músculos. Así como en selenio, que ayuda a prevenir diversos tipos de cáncer.

 

3. Ayuda a perder peso.

Gracias a sus hidratos de carbono, que le proporciona abundante almidón, es perfecto para saciar y calmar el hambre, impidiendo que se recurra a alimentos ricos en grasas.

 

4. Es una verdura muy sana.

Como hortaliza o verdura, elote, es una opción de lo más recomendable. 100 gramos de esta presentación solo aportan 86 calorías y posee mucha vitamina C.

 

5. En la cocina es multifuncional.

Cocido se consume con si fuera una verdura, crudo llega a formar parte de ensaladas, además se puede comer como puré o polenta. Del maíz se hacen las palomitas, las tortillas y tiene una versión de cereal en forma de copos. Este grano es una maravilla al alcance de todos, pues para obtenerlo basta con ir al mercado.

 

¿No contemplas el maíz en tu dieta, por qué? ¿Tienes alguna receta exótica que puedas recomendarnos?

 

Con información de Botanical

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar