El té tibetano con mantequilla es el mejor desayuno para el frío

Harmonía / 2016-12-02

El Tíbet se encuentra cerca del Himalaya; con una altitud media de casi 5 mil metros, es la región más alta de la Tierra. Durante el verano las temperaturas son altas, y en el invierno el frío es realmente intenso. Por eso, saber que existe un té tibetano que ayuda a combatir el frío parece una oferta que no podemos dejar de conocer.

 

Se trata del po cha o té con mantequilla, y para los tibetanos es un ritual de todos los días. Su origen se remonta al siglo X, cuando el té se introdujo en la región del Tíbet. En un principio se desarrolló para combatir el frío con los recursos que se tenían al alcance, entre ellos el té negro que crece en el Tíbet, y mantequilla y sal.

 

El po cha tiene su base en el té negro. La cuestión clave en este momento de la preparación es el tiempo que se deja el té negro en el agua. De acuerdo con los tibetanos, el té negro debe dejarse en el agua hasta que pinte por completo el agua de negro. Es decir, bastante tiempo, casi medio día. Luego, se debe verter el té en unos envases de bambú preparados especialmente para esta bebida, pero en caso de no tenerlos al alcance se puede hacer en cualquier envase que pueda cerrarse. Después se añaden dos cucharadas de mantequilla y un puñado de sal. Puede agregarse leche al gusto. Por último, se agita el envase como haciendo un coctel.

 

Al final el té debe verse más espeso de lo normal para una bebida; casi como una sopa. Por eso suele servirse en tazones profundos. El sabor es menos dulce de lo que en general se acostumbra para un té, pero en el Tíbet eso está bien, pues mucha de su comida es muy dulce. Puede acompañarse con un pan o utilizarse para cocinar.

 

El sabor del po cha no es demasiado intenso, pero este té con mantequilla ayuda a combatir el frío porque las calorías y sales de esta bebida proveen energía a los tibetanos, que pasan por climas muy extremos cada año. Además, de acuerdo con su cultura, la combinación de mantequilla y té fomenta el perfeccionamiento del cuerpo y la mente, pues la mantequilla es valorada como un símbolo de prosperidad. Sin embargo, a diferencia de otros tés con los cuales sí se realizan rituales, el po cha es simplemente una bebida muy original para combatir el frío.

 

Fuente

Food & Wine

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Te animarías a probar el té con mantequilla?
¿Te gustaría prepararlo en casa?
¿Qué otras bebidas ayudan a reducir el frío?

Te podría interesar

Te podría interesar