El ayuno intermitente nos ayuda a tener una vida más sana

/ 2015-12-21

Contrario a lo que se cree popularmente, el ayuno intermitente no es una forma extrema o peligrosa de "hacer dieta". En realidad es una práctica saludable que se carga con un número de beneficios para la salud.

Los beneficios del ayuno intermitente van desde la reducción de los riesgos asociados con la obesidad (revertir la diabetes) hasta la posibilidad de ayudar a matar el cáncer.

El ayuno intermitente se realiza sobre el calendario de comidas permitiendo así períodos regulares de ayuno. Las recomendaciones para la asignación de un tiempo durante el día para dejar de ingerir alimentos es de aproximadamente 12 a 16 horas. Esto significa, por ejemplo, sólo comer entre las 11 am y las 7 pm, y hacerlo así todos los días.

Sin embargo, no debemos confundir estos tiempos de alimentación pues no quiere decir que nos demos un atracón de comida para luego no comer, al contrario, sería extremadamente contraproducente y muy poco saludable. De hecho, toda la práctica del ayuno se puede perder si la alimentación no es sana.

En el proceso del ayuno es muy importante lo que se coma, y cómo se va a comer durante el tiempo asignado para hacerlo.

Un estudio publicado en 2010 indicó que el ayuno intermitente comiendo en exceso no mejoró las tasas de supervivencia ni retrasó el crecimiento del tumor de próstata.

Empero, algunas de las investigaciones más recientes sobre este fenómeno fue realizada por el Dr. Mark P. Mattson, Jefe del Laboratorio de Neurociencias del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento. Él es también profesor de neurología en la Universidad John Hopkins. Los investigadores, que también incluyó Michael Mosley de la BBC, revisaron los estudios anteriores sobre el ayuno intermitente y llegaron a la conclusión de que este tipo de alimentación puede ser más saludable que comer tres comidas o más por día. Este trabajo fue publicado, y ha sido publicado varias veces en el pasado.

Una forma recomendada de hacerlo, igual que Michael Mosley con el fin de revertir la diabetes, el colesterol alto y otros problemas que se asociaron con la obesidad es cortando la alimentación a una cuarta parte de sus calorías diarias normales (alrededor de 600 calorías para los hombres y alrededor de 500 para las mujeres), junto con un montón de agua y té. En los otros cinco días de la semana se puede comer con normalidad.

Otra manera de hacerlo, como se mencionó anteriormente, es restringir la ingesta de alimentos entre las 11 am y las 7 pm todos los días, siempre y cuando se respeten las horas de ayuno y no se coma entre ellas.

 

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: