Diez datos que debes conocer sobre los probióticos

Harmonía / 2016-01-11

Existe mucha información disponible sobre los probióticos, sus métodos de obtención y sus beneficios. Para evitar confusiones, queremos compartir contigo diez datos que te ayudarán a comprender el tema.  

 

1. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como probiótico a una serie de microorganismos vivos que, consumidos en cantidades suficientes, constituyen un beneficio para la salud.  

 

2. Los probióticos pueden ser bacterias, hongos o levaduras y se nombran de acuerdo al género, cepa y especie a la que pertenecen. Esta clasificación tiene una base alfa-numérica acordada por la comunidad científica.

 

3. Los microorganismos probióticos sólo aportan beneficios si se mantiene el equilibrio entre los distintos tipos de bacterias que tu cuerpo necesita, así como si se consumen en cantidades suficientes, ya que a cada beneficio le corresponde un microorganismo específico con su propio género, cepa y especie.

 

4. Los géneros más utilizados de microorganismos probióticos corresponden al grupo de Lactobacilos, Bifidobacterias, Estreptococos y Levaduras.

 

5. Los probióticos son parte de nosotros desde que nacemos. Durante el parto, el bebé absorbe bacterias benéficas de su madre a través del canal de nacimiento, las cuales sirven luego para gozar de una buena salud digestiva.

 

6. Los probióticos aportan beneficios a la salud en general y no sólo a la salud digestiva. Recuerda que el 60% del sistema inmunológico reside en el intestino.

 

7. Los probióticos resisten a la degradación de los jugos gástricos y los procesos de digestión al adherirse a la pared epitelial y colonizar el tracto gastrointestinal. Desde ahí influyen en el metabolismo de los alimentos que consumen las personas.

 

8. Cuando los probióticos se encuentran en el tracto gastrointestinal, éstos promueven el desarrollo de las bacterias beneficiosas que evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan funciones negativas. Es decir, los probióticos sirven como una barrera que evita la colonización del tracto gastrointestinal por gérmenes patógenos.

 

9. Los probióticos combaten enfermedades como la diarrea, el estreñimiento, el síndrome del intestino irritable, disbiosis y otras enfermedades inflamatorias intestinales.

 

10. Los microorganismos probióticos pueden ser añadidos artificialmente a los productos; también pueden venderse como cápsulas de suplementos alimenticios y medicinas o encontrarse de manera natural en ciertos alimentos. 

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: