Desayuno: rompiendo el ayuno

Ceci Bandera / 2017-02-13

La palabra “desayuno” se refiere a la primer comida que hacemos por la mañana, pero en realidad significa des-ayuno, es decir, romper el ayuno de toda la noche.

 

Si lo pensamos de esta forma, cobra una gran relevancia lo que elegimos como el primer alimento para ingerir después de las horas de ayuno que tuvimos mientras dormíamos y nuestro cuerpo trabajaba en un gran número de funciones sin darnos cuenta.

 

Lee: ¿Qué le ocurre a tu cuerpo cuando le faltan horas de sueño?

 

Al despertar, nuestro cuerpo está relativamente deshidratado y contraído después del descanso. Por esta razón, lo primero que debemos hacer es reponer el agua perdida y aprovechar para empezar ingerir nutrientes que nos ayuden a mantenernos saludables durante el día.

 

La mejor opción al despertar es tomar un vaso grande de agua tibia, para empezar a despertar a nuestro organismo. Se puede añadir uno o varios de los siguientes ingredientes para alcalinizar y ayudar a nuestro metabolismo:

– Limón

– Jengibre rallado

– Cúrcuma

– Pimienta cayena

– Canela

 

Después del agua tibia, un jugo verde es una gran opción, porque al beberlo absorbemos rápidamente vitaminas minerales y los nutrientes de las verduras; además, al mismo tiempo nos sentimos ligeros y llenos de vitalidad.

 

Después del jugo verde, un puño de almendras, nueces o proteína de buena calidad nos darán buenos nutrientes para empezar bien la mañana.

 

El desayuno es el peor momento del día para saltarnos una comida. Es realmente importante comer algo nutritivo en las primeras horas después de despertar, sobre todo los niños y los adolescentes. Si no desayunamos nos vamos contra nuestras reservas de energía, incluyendo las que están en los músculos. Además, al no desayunar nos sentimos cansados, irritables y podemos caer en comer algo nada nutritivo en cuanto podamos.

 

Para esto la clave es planear, si logramos establecer una rutina y un formato donde tengamos claro lo que vamos a desayunar todos los días va a ser mucho más fácil organizarnos, elegir opciones saludables y no dejar de desayunar.

 

¿Tú qué eliges en el desayuno para sentirte bien?

 

Escríbeme a cecibandera@me.com

 

También lee: Errores que cometes al desayunar y cómo evitarlos

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar