¿Cuáles son los beneficios de la leche durante el embarazo?

Harmonía / 2016-07-02

El poder nutritivo de la leche queda claro cuando observamos el papel que juega en la naturaleza, pues su propósito principal es nutrir a las crías hasta que logran desarrollar la capacidad de consumir otros alimentos. Además de que sus componentes protegen el tracto gastrointestinal de los recién nacidos, ayudándoles a adquirir su microbiota y protegerse de toxinas y otros patógenos. De tal manera que la leche y sus nutrientes pueden ser tus mejores aliados para cubrir las necesidades de desarrollo de tu bebé durante el embarazo.  Estos son algunos de los beneficios de consumirla:

 

1. Calcio

La leche es una fuente importante de calcio para las mujeres embarazadas, pues de  no ingerir lo suficiente, el cuerpo compensará las necesidades del bebé tomando el calcio de los huesos de la madre. Por otro lado, aumentar el consumo de calcio en el periodo previo al embarazo reduce el riesgo de hipertensión y también de  desarrollar preeclampsia. Por esta razón se recomienda a  las mujeres embarazadas tomar de 1.200 a 1.500 miligramos de calcio diariamente. 

 

2. Proteínas. 

Una taza de leche baja en grasa ofrece a quien la bebe un poco más de 8 gramos de proteínas. Las cuales tienen diferentes funciones durante el embarazo, incluyendo  el suministro de sangre, los cambios en el útero y los tejidos del bebé.  De acuerdo a investigaciones realizadas en la Universidad de Ohio un déficit en el consumo de proteína durante el embarazo está asociado con un menor peso al nacer y otros problemas de salud.

 

3. Vitamina D

La leche es una de las pocas fuentes de vitamina D que podemos incluir en nuestra alimentación. Esta vitamina es esencial para prevenir el raquitismo y peso bajo en recién nacidos. Por otro lado, un estudio publicado en la revista científica “Annals of Neurology”, indicó que podría haber una relación entre el consumo de leche y la reducción del riesgo de sufrir esclerosis múltiple en los bebés. 

 

4. Los beneficios pueden acompañar a los hijos hasta la adolescencia. 

Un estudio reciente descubrió que los hijos cuyas madres habían consumido leche durante el embarazo tendían a ser más altos al llegar a la adolescencia.  Por otro  lado una investigación realizada en Dinamarca también registró que estos adolescentes tenían niveles más altos de insulina en la sangre, lo cual podría estar relacionado con un riesgo menor de desarrollar diabetes tipo 2. 

 

Recuerda que un vaso de leche al día es una forma excelente de cuidar de tu salud y la de tu bebé, que aún antes de haber nacido podrá recibir sus beneficios a través de ti. ¿Estás embarazada e incluyes leche en tu alimentación? ¿Te embarazaste y lo hiciste? Cuéntanos tu experiencia, para nosotros es muy importante. 

 

Con información de Daily Mail  y Medical Daily

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: