Conoce los diferentes tipos de sal y sus propiedades

Sandra Nieto / 2016-06-08

La sal es un complemento indispensable en la gastronomía, ya que condimenta y resalta el sabor de los alimentos. Por otro lado, es un elemento necesario para el organismo, ya que contiene el sodio que el cuerpo necesita para realizar diversas funciones, pero su consumo en exceso es perjudicial para la salud.

 

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud recomienda consumir diariamente un máximo de 2 gramos de sodio al día, lo cual equivale a unos 5 gramos de sal (aproximadamente lo que cabe en una cucharadita cafetera).

 

Aunque la más común y que todos conocemos es la sal refinada, o sal de mesa, existen otras variedades de sal con las que puedes condimentar tus platillos, y a continuación te hablamos sobre algunas de ellas.

 

Sal refinada, o sal de mesa

 

Como mencionamos, es la más común, y su origen puede ser marino o también existen algunas variedades que se extraen de minas de sal.

 

Se caracteriza porque sus granos son muy pequeños, debido a que es refinada hasta dejar sólo el cloruro de sodio, y en algunos casos se le agrega yodo.

 

Aunque es la más utilizada, es la menos recomendable, debido a los procesos a los que es sometida, ya que así pierde la mayor parte de los minerales que contiene, como el magnesio, el cual se encarga de mantener el equilibrio ácido- alcalino en el organismo, mientras que se le agrega hidróxido de aluminio (sustancia relacionada con el desarrollo de enfermedades como el alzheimer) para impedir que se aglomere y conserve su textura.

 

Sal de mar

 

La sal marina es un tipo de sal sin refinar que se obtiene directamente del mar, mediante procesos artesanales, ya que se extrae el agua y se coloca en salinas o grandes bandejas, donde se deja para que el sol y el viento evaporen el líquido de forma natural.

 

De esta manera, la sal conserva los minerales como hierro, magnesio, calcio, potasio, manganeso, zinc y yodo, lo cual la hace más saludable. Aunque también es importante controlar la cantidad que se consume, pues su principal componente es el cloruro de sodio, que como ya mencionamos perjudica la salud al consumirlo en exceso.

 

Flor de sal

 

Este tipo de sal se forma en la superficie de las salinas marinas y sus propiedades gastronómicas la han convertido en la sal preferida de los gourmets, algo así como el caviar de las sales.

 

Se recolecta con métodos tradicionales y de forma artesanal, ya que el agua se evapora de forma natural, gracias al calor del sol, en un periodo de entre 15 y 20 días.

 

Contiene alrededor del 30% de sodio que incluye la sal común y es la más rica en oligoelementos marinos y minerales, como zinc, magnesio y calcio. Tiene un sabor menos salado, no se apelmaza y se disuelve fácilmente en el paladar.

 

Sal del Himalaya

 

Tiene un característico tono rosado y un sabor ligeramente amargo, que la hace muy apreciada entre los restaurantes de alta cocina. A pesar de su nombre, no proviene del Himalaya, sino principalmente de Pakistán.

 

Al igual que la sal de mar y la flor de sal, ésta también cuenta con muchos más nutrientes y oligoelementos saludables, como  calcio, potasio, magnesio, óxido de sulfuro, hierro, manganeso, flúor,  yodo, zinc y cromo, además de que es obtenida mediante procesos naturales y artesanales. Su desventaja es su alto costo.

 

Sal baja en sodio

 

La sal baja en sodio es una opción para dar sabor a los alimentos, sin incluir la cantidad de sodio que incluye la sal común, y es una opción recomendada para personas que padecen afecciones como hipertensión o problemas cardiovasculares.

 

Después de conocer los principales tipos de sal, podemos concluir que todas ellas deben ser consumidas con moderación, debido a que su componente principal es el sodio.

 

Además, en la medida de lo posible, es preferible optar por las variedades que se obtienen de manera natural y mediante procesos artesanales, ya que contienen un mayor número de elementos nutritivos y, en algunos casos, incluyen menos sodio que las sales refinadas.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: