Conoce la dieta baja en CO2 y ayuda a frenar el cambio climático

Harmonía / 2017-06-06

La producción y distribución de los alimentos que consumimos es responsable de más del 20% de los gases de efecto invernadero (GEI) que se producen a nivel mundial, entre ellos el dióxido de carbono o CO2. Es decir, elegir productos cuya huella de GEI sea menor no sólo nos garantiza una alimentación más fresca y saludable sino que contribuye a frenar el cambio climático. A este tipo de régimen alimentario eco consciente se le conoce como dieta baja en CO2 y es una de las mejores formas en que podemos contribuir, individual y colectivamente, a combatir el calentamiento global.

 

Para que te des una idea de cómo la diferencia entre un platillo bajo en CO2 y uno alto es realmente impresionante, Laura Stec y Eugene Cordero, en su libro Cool Cuisine: Taking the Bite Out of Global Warming, ponen como ejemplo el mismo platillo preparado con vegetales, pollo y carne roja: la versión con vegetales emite 3.013 gramos totales de CO2; el mismo platillo pero con pollo, 5.520 gramos; y, por úlitmo, con carne, 15.692 gramos. Según los autores, la diferencia entre el plato de vegetales y el de carne es casi igual a la cantidad de CO2 emitida por un automóvil a lo largo de 56 kilómetros.

 

Si estás pensando en adoptar una dieta baja en CO2, te dejamos algunas recomendaciones que puedes adoptar la próxima vez que hagas tus compras:

 

  • Elegir productos sin empacar o con empaques reciclables.
  • Consumir alimentos locales o nacionales (el transporte de los alimentos aumenta su huella de carbono).
  • Dejar de comprar comida importada o congelada.
  • Limitar el consumo de carne rojas a 1 día por semana.
  • Consumir cereales de grano entero, no empacados ni endulzados.
  • En el caso de los pescados y mariscos, elegir los del puerto más cercano.
  • Preferir los tianguis y mercados al supermercado.
  • Consumir sólo frutas y verduras de temporada.

 

Además, en este sitio encontrarás una calculadora ecológica que calcula la huella de CO2 de tus alimentos, por si tienes alguna duda.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: