Cómo usar las sobras de comida para plantar tu propio huerto

Harmonía / 2016-06-22

Los tallos, semillas y otras partes de las frutas y verduras que solemos comer, no necesariamente tienen que ir a dar a la basura. De hecho puedes volverlas a plantar y cultivar tus propios alimentos. Esto  quizá requiera que le dediques un poco de  tiempo, pero tendrás los beneficios añadidos de estar seguro de cómo crecieron, es decir sin insecticidas agresivos y otras substancias tóxicas. Si te interesa probar puede que también establezcas una relación diferente y más saludable con la comida. Estos son algunos alimentos que puedes plantar de nuevo utilizando las sobras de comida: 

 

1. Ajo
El ajo es fácil de cultivar, sólo necesitas un diente. Puedes separar uno de todos los que compras usualmente y plantarlo con la parte donde iban las raíces hacia abajo. Esta planta prefiere la luz solar directa y un clima cálido, así que puedes dejarla afuera durante el día. 


2. Cebollas
Las cebollas también son fáciles de cultivar en interiores. Simplemente tienes que cortar la raíz de la cebolla y dejar un par de centímetros del cuerpo de la cebolla. Es necesario recubrir con un poco de tierra el brote y mantenerlo en un lugar soleado. 

 

3. Jitomates.
Estos pueden crecer  partir de las semillas de otro jitomate que probablemente tirarías. Simplemente tienes que enjuagarlas y dejarlas secar. Luego plántalas en una maceta y espera que los primeros brotes tengan algunos centímetros de altura antes de considerar trasplantarlas o dejarlas afuera.  Si quieres saber más detalles de cómo cultivar tus propios jitomates puedes leer lo que escribimos al respecto. 
 

4. Lechuga
En lugar de cortar la base de la lechuga y tirarla a la basura colócala en un tazón con un poco de agua. Déjalo en un lugar soleado y si quieres puedes regarlas usando un atomizador un par de veces a la semana. Después de 3 o 4 días te  darás cuenta de que nuevos brotes de hojas empiezan a aparecer. Cuando estos tengan unos pocos centímetros de altura puedes trasplantarla en una maceta con tierra.

5. Apio

Al igual que la cebolla este se cultiva utilizando la base del tallo y poniéndola en un recipiente con agua que debe colocarse en un lugar soleado. Aunque puede que tarde un poco más que la lechuga en mostrar los primeros brotes, de tal manera que tendrás que esperar alrededor de una semana. Espera a que los nuevos tallos tengan algunos centímetros de altura antes de plantarla en la tierra. 


6. Jengibre

Es muy fácil plantarlo y una vez que lo hagas no tendrás que volverlo a comprar, ya que crece con facilidad a partir de una pieza de raíz. La cual debes colocar con los nodos donde crecerán los nuevos brotes hacia arriba. Una vez que estos hayan salido a la superficie y crecido significa que puedes sacar una raíz y volver a usarla. Recuerda siempre guardar un pedacito para que puedas volver a cultivarla. 


¿Te dan ganas de intentar alguna de estas ideas? ¿Crees que sea muy complicado? ¿Tienes experiencia? Si ya te animaste a plantar tu propio huerto pero vives en un lugar pequeño, puedes echar un vistazo a las ideas que hemos reunido para este tipo de espacios. 


 Con información de DIYN Crafts

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: