¿Cómo se hace el yoghurt?

/ 2015-12-15

Hoy en día se puede encontrar yoghurt de almendra, de soya y de otras bases de leche vegetal. No obstante, el yoghurt comúnmente se produce a partir de la leche de vaca. ¿Quieres conocer este proceso? Sigue leyendo.

 

La forma de elaborar yoghurt ha cambiado en los últimos años por la intervención de disciplinas como la física, química y biología y por las aportaciones de la tecnología industrial. Todo esto consigue que la receta deje de pertenecer a una herencia exclusiva entre generaciones y se convierta en algo más accesible para todos.

 

El primer paso es elegir la leche. Luego se le aplica un tratamiento térmico y después deben añadirse a la leche una serie de microorganismos vivos que consumen entre el 20% y el 30% de la lactosa contenida en la leche y que producen B-galactosidasa (enzima lactasa) que contribuye a mejorar la digestión. La lactosa es un azúcar naturalmente contenido en la leche y sus derivados lácteos.

 

La introducción de estos microorganismos vivos o bacterias benignas requiere una temperatura y condición ambiental controlada, para la cual ha contribuido enormemente la tecnología industrial. Por ejemplo, el yoghurt de textura firme requiere una temperatura de envasado de 43°C aproximadamente, luego debe enfriarse hasta los 5°C para detener la fermentación. Esta fermentación de la lactosa en ácido láctico es lo que da al yoghurt su textura y sabor distintivo.

 

Luego de esto, se pueden añadir azúcares que son hidratos de carbono simples añadidos a los alimentos y bebidas por el fabricante, consumidor o por la persona que prepara los alimentos. Por último se envasa el producto y se inicia su distribución.

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: