¿Cómo influye la lactancia en la composición de la microbiota?

Harmonía / 2016-01-05

Se conoce como microbiota a la superficie de nuestro cuerpo que conforma la piel, uñas, nariz, ojos, cabello, boca, entre otras partes del cuerpo. Este ecosistema se encuentra colonizado por billones de microorganismos, de los cuales cerca del 80% se concentran en el intestino, área conocida como microbiota intestinal humana. Ahí se llevan a cabo diversas funciones metabólicas, estructurales y de protección, pero ¿sabes cómo se relaciona con la lactancia?

 

La microbiota intestinal de cada persona es resultado de la herencia y la exposición al medio ambiente al cual se somete desde el momento de nacer. De hecho, desde el trabajo de parto la madre transfiere al bebé las primeras cepas de bifidobacterias que componen la microbiota del recién nacido. Esto sucede cuando el parto es natural, pues los niños nacidos vía cesárea suelen presentar una menor diversidad de bacterias comensales de la especie de lactobacilos y bifidobacterias en su microbiota. 

 

Luego del nacimiento, la lactancia materna y la alimentación complementaria durante los primeros cuatro  años de vida del niño definen la composición de su microbiota. Se ha comprobado que la leche materna contiene cepas distintas de bacterias que formarán colonias en el intestino del bebé y le ayudarán en sus procesos digestivos, inmunológicos y nerviosos. 

 

Es por eso que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna como alimentación exclusiva durante seis meses y luego como complemento con alimentos apropiados y seguros hasta los dos años o más. Incluso, la importancia de la lactancia es tal que se han diseñado fórmulas infantiles que contemplan el uso de probióticos y prebióticos como parte de sus componentes para alimentar a niños que no pueden recibir leche materna. 

 

Más allá de los factores de nacimiento y lactancia, el equilibrio en la composición y funcionalidad de la microbiota también depende del estilo de vida y alimentación en que desarrolle el ser humano. Recomendamos evitar el estrés y procurar una alimentación saludable que contemple fibra, agua y alimentos con probióticos para mantener una microbiota saludable. 

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: