Combinar yoghurt con fruta puede ayudarte a ser más saludable

Harmonía / 2016-03-14

El yoghurt es una opción saludable para consumir como desayuno, postre o simplemente como refrigerio. Y si lo combinas con fruta, mejor aún. De acuerdo con un estudio presentado por el Dr. André Marrette, se puede relacionar el consumo de yoghurt con fruta con una mejor salud en las personas, ¿quieres saber por qué?

 

Yoghurt

A diferencia de otros lácteos, el proceso de fermentación al cual es sometida la leche para convertirse en yoghurt lo convierte en una importante fuente de microorganismos probióticos que mejoran la salud digestiva. Al combinar el consumo de yoghurt con una alimentación y estilo de vida saludables se pueden reducir malestares digestivos como  los ruidos intestinales, sensación de inflamación, malestar y gases. Padecimientos que pueden afectar el correcto control del peso y, por lo tanto, la salud del cuerpo en general.

 

Te sugerimos: ¿Sabes cómo se elabora el yoghurt?

 

Fruta

Por otro lado, frutas como la fresa, el plátano o los arándanos ayudan a mejorar la salud digestiva pues fungen como componente prebiótico. Los prebióticos son ingredientes no digeribles del alimento que estimulan el crecimiento de los probióticos. Es decir, la fruta estimula el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas de nuestro cuerpo (las cuales hemos llamado probióticos) que se encuentran en el yoghurt. Además, el Dr. André Marrette considera que esta mezcla de prebiótico con probiótico de la fruta y el yoghurt pueden mejorar el síndrome metabólico por el efecto simbiótico que esta combinación favorece.

 

Tal vez te interesa: ¿Cuál es la relación entre prebióticos y probióticos?

 

Por último, un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard definió como productos que logran una reducción en el peso corporal a los frutos secos de cáscara dura, los cereales integrales, las frutas, las verduras y el yoghurt. El mismo estudio indica que el consumo de porciones adicionales de yoghurt y frutos secos de cáscara dura durante todos los días tienen un mayor impacto sobre la pérdida de peso y favorecen la saciedad ya sea por el contenido de proteína en el yoghurt o de la fibra en los frutos secos.

 

Todas estas razones nos recuerdan sobre la importancia de incluir el consumo de yoghurt en nuestra dieta diaria. Además, ahora sabemos que al combinar este saludable alimento con fruta, cereales integrales o frutos secos podemos mejorar nuestra salud digestiva. No olvides que acompañar la alimentación saludable por hábitos que beneficien la salud del cuerpo nos ayudará a sentirnos más cómodos en nuestras actividades diarias.

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: