Algunos de los antiácidos más populares tienen inquietantes efectos secundarios

Harmonía / 2016-02-06

 

Antiácidos y medicamentos para el reflujo y la gastritis son algunos de los fármacos más vendidos en el mundo, generalmente sin la necesidad de una receta médica. La alimentación moderna, la pérdida de la diversidad de la microbiota y algunos otros factores como el estrés han causado una serie de malestares intestinales y estomacales en millones de personas que rápidamente son aplacados con una ingesta de fármacos  Un estudio reciente en Estados Unidos calculó que el 20% de la población padece alguna forma de reflujo (acidez o pirosis). Los medicamentos conocidos como inhibidores de la bomba de protones, los cuales inhiben la formación de ácido gástrico, son algunos de los más vendidos en el mundo y en Estados Unidos cosechan más de 10 mil millones de ventas al año. Nexium, una forma del ingrediente activo omeprazol, por ejemplo, fue  en el 2012 la medicina más vendida en todo Estados Unidosy suele estar siempre entre las más rentables. Cosas similares ocurren en México, donde también las ventas de medicamentos inhibidores de la bomba de protones encabezan las listas. 

 

En lo anterior existe, sin embargo, una seria cuestión a considerar. La mayoría de las personas se receta a sí mismo estos medicamentos y los toma con ligereza. A veces, los médicos no especifican que deben de tomarse en casos agudos y no por más de un periodo corto de tiempo. Esto lleva a profundos desbalances y numerosos efectos secundarios. Estudios muestran que tomar omeprazol diariamente produce un serio déficit de vitamina b12, algo que puede afectar diversas funciones vitales. Esto ocurre debido a que el ácido gástrico es vital para la absorción de las vitaminas.

 

Recientemente se ha encontrado también que la producción de ácido gástrico es importante para mantener una microbiota sana en el intestino. El uso de inhibidores de la bomba de protones ha sido asociado con una mayor tendencia ha desarrollar la infección de Clostridium difficile, una bacteria que, como el nombre lo indica, puede ser sumamente difícil de erradicar.

 

Por otro lado, un estudio de la Universidad de Johns Hopkins reveló que los inhibidores de la bomba de protones incrementan el riesgo de contraer enfermedades renales.

 

Generalmente recurrimos a los antiácidos para suprimir síntomas molestos sin buscar las causas de fondo que provocan inflamación o acidez. Cambios en la dieta, estilo de vida, ejercicio y meditación son formas efectivas de corregir  los problemas que emergen como síntomas los cuales asociamos con lo que llamamos gastritis y reflujo. Se recomienda, por supuesto, consultar a un médico; pero de igual manera se recomienda tener un acercamiento integral a la salud, buscar la prevención y evitar en la medida de los posible ingerir fuertes fármacos.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: