8 sencillas maneras de calmar el enojo

Juan Silva / 2017-04-21

Cada que te enojas, aunque sea un poquito, tu cuerpo crea químicos y energía para respaldar esos enojos. Esa energía es como fuego: está diseñada para explotar, ya sea en una confrontación o huyendo de la amenaza. Si no la descargas, se va acumulando dentro de tu cuerpo físico, en tus órganos y sangre, y en tu cuerpo energético se acumula en los chakras.

 

Cuando la acumulación es considerable, entonces afecta tus patrones de sueño y salud en general: puedes estar irritable o sufrir de colitis, gastritis o úlceras, por ejemplo. Una de las señales más claras de que tienes exceso de fuego en tu cuerpo es que te despiertas entre la 1 y las 3 de la madrugada varias veces a la semana o durante el mes. Esto es porque a esa hora tu cuerpo procesa y libera la energía de fuego que esté atorada en tus órganos, meridianos de energía y chakras.

 

Si estás en esa situación, puedes utilizar cualquiera de estos antídotos o mezclarlos a tu gusto:

1. Haz qi gong de hígado (encuentra en la red los movimientos).

2. Haz burpees, los que aguantes.

3. Boxea un rato.

4. Haz saludos al Sol.

5. Cultiva la ecuanimidad.

6. Medita, con la técnica que quieras (puedes ver un ejemplo aquí).

7. Bájale un poco al café y a los estimulantes, sobre todo en la noche.

8. Toma agua.

 

En mi siguiente entrega hablaré del exceso de energía de agua y las horas en que se procesa. Mientras tanto, te explico en el siguiente video la hora del enojo o la hora de la ira:

 

Nos leemos pronto. Que tu vida esté llena de amor, belleza y gracia.

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué otras maneras conoces de descargar la energía y los químicos del enojo?