8 extrañas y sexy formas en las que las bacterias intervienen en tus relaciones amorosas

Harmonía / 2016-02-13

Estamos ante la celebración más melosa del año. Más allá de que sea un truco de marketing, siempre es una buena oportunidad para recordar a tus seres queridos (es decir, a tus bacterias, al menos las que ayudan a formar tu sistema de defensa y generar un delicioso cóctel químico que es lo que permite que te enamores de la vida).  Reunimos aquí una serie de formas en las que las bacterias juegan un papel importante en el amor y en las relaciones de parejas, de hecho posiblemente más protagonista que los bombones y los chocolates. Así que este año regálale tus mejores bacterias.

 

 

1. Las parejas que se besan tiene más bacterias en común en sus lenguas que personas que no lo hacen. Lo interesante de esto es que quizás lo que nos atraiga de una boca, más que su técnica de besar, puede ser la compatibilidad en su microbioma oral, o el ecosistema de bacterias que viven en esta cavidad. ¿Una linda boca, tiene ricas bacterias?

 

2. En un famoso estudio con "camisetas sudadas" usadas por hombres (sin desodorante), investigadores notaron que los olores que se forman en las t-shirts son producidos en gran medida por las bacterias específicas a cada persona. De alguna forma tu olor, tu propia fragancia natural está determinada por tu composición bacterial (la cual oscila a partir de numerosos factores como la comida, el estrés, el uso de antibióticos, etcétera). El mismo estudio notó que las mujeres se "olían" atraídas a las personas con un complejo de histocompatibilidad distinto, esto probablemente como una respuesta biológica a que un perfil divergente puede compensar algunas carencias personales y ofrecer un mejor sistema inmune para sus hijos. Muchas de las veces cuando pensamos que nos atrae una persona por su gracia, inteligencia o apariencia, en realidad lo que nos atrae es su sistema inmune (especialmente en el caso de las mujeres).  

 

 3. Investigadores holandeses hicieron un experimento en que parejas heterosexuales se dieron un beso y luego se les pidió que tomaran un yoghurt probiótico (como control), para luego darse otro beso. Este procedimiento permitió que se calculara el número de bacterias que se transfieren en un beso de 10 segundos: 80 millones.

 

 4. Las burbujas del vino espumoso que puede tomar con tu pareja este fin de semana son consecuencia de las bacterias que crecen en la segunda fermentación y afectan la persistencia y volumen de estas burbujas que son el símbolo de la felicidad.

 

5. Un estudio reveló que las bacterias también aman el chocolate. De hecho algunos de los beneficios de comer chocolate viene de que las bacterias son capaces de descomponer el chocolate y producir moléculas que ayudan a disminuir el estrés en los vasos sanguíneos.

 

6, En tiempos recientes se ha dado a conocer información sobre el vaginoma, la configuración bacterial de la vagina (un bebé al nacer, por ejemplo, atraviesa el canal vaginal y de ahí toma la microbiota que conformará su sistema inmune). Menos conocido es que los hombres también tienen algunas bacterias en su semen. Un nivel demasiado alto de bacterias podría generar esperma infértil. 

 

 7.  Un estudio del 2015 halló que las parejas de monos babuinos que más se acicalan y acarician tienen los microbiomas más similares entre sí. Esto fue medido a través de las heces fecales, por lo que tal vez sea una forma muy sexy de descubrir si tienes química con tu pareja.

 

8. El sexo puede ser bueno para tus bacterias, estudios muestran que la composición de la microbiota se ve afectada seriamente por el estrés. Esto significa que someterse a estrés genera un aumento en la población de bacterias asociadas con la inflamación. El sexo y la meditación son dos formas que la ciencia ha encontrado logran combatir el estrés. Así que ahí los tienes, un poco de buen sexo puede ayudarte a tener una mejor digestión y un mejor sistema inmune vía bacterias. A su vez las bacterias pueden ayudarte a tener buen sexo, otro estudio mostró que mujeres que tomaron yoghurt probiótico tuvieron mejoras en su estado de ánimo, sugiriendo que ciertas cepas bacteriales pueden ayudar a combatir la depresión. Uno de los efectos secundarios más importantes de los antidepresivos es la baja de libido y en general la depresión no produce mucho erotismo comúnmente. Así que puedes recurrir de alguna manera a un afrodisicaco probiótico. 

Fuente: Ubiome

 

  

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: