5 muy buenas razones por las que SÍ debes comer lácteos

Artículo en colaboración con: ActitudFem / 2016-05-23

¿Cuántas veces no has escuchado que los productos lácteos son malos para el organismo? A continuación te presentamos cinco motivos por los que sí debes ingerirlos para cuidar de tu salud digestiva.

 

1. Comer queso  y otros productos fermentados puede reducir el riesgo de padecer diabetes

De acuerdo con un estudio publicado en 2012 por American Journal of Clinical Nutrition http://www.lunduniversity.lu.se/article/high-fat-dairy-products-linked-to-reduced-type-2-diabetes-risk, consumir 55 gramos de queso al día reduce el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 en un 12% (en comparación con quienes no comen este lácteo).

 

Los especialistas creen que esto se debe a que los probióticos presentes en el queso y yoghurt pueden reducir los niveles de colesterol, y crear vitaminas que nos protejan contra la diabetes.

 

2. Comer lácteos previene el insomnio

Para las que sufren de insomnio existe una proteína natural en la leche que ayuda a mejorar la calidad del sueño y nos mantiene alertas al día siguiente. El triptófano eleva los niveles de serotonina y melatonina, que nos permiten tener una buena noche de sueño.

 

A diferencia de proteínas como el pavo (que nos pueden dar una sensación de pesadez), la leche, el queso y el yoghurt son más fácilmente digeribles para el estómago.

 

3. Puedes mezclar los productos lácteos con una comida picante para reducir el calor

En India (http://www.indiacurry.com/faqhints/howreduceheatchilipeppers.htm) por ejemplo, los padres acostumbran preparar comidas picantes con yoghurt para que los niños resistan las altas temperaturas.

 

4. Te da la sensación de estar satisfecha

Si a tu sándwich le agregas un poco de queso, puedes mantenerte satisfecha por más tiempo, según estudio publicado en 2013 en la revista Pediatrics https://login.medscape.com/login/sso/getlogin?urlCache=aHR0cDovL3d3dy5tZWRzY2FwZS5jb20vdmlld2FydGljbGUvNzc2Nzcw&ac=401

 

De acuerdo la investigación los niños que comieron bocadillos rellenos de vegetales y queso, consumieron 72% menos calorías que aquellos que sólo se sirvieron papas fritas.

 

5. Es una gran fuente de proteína

Alimentos como el pollo, pescado o frijoles son ricos en proteínas, pero los quesos también,  especialmente aquellos como el parmesano que pueden tener hasta 11 gramos de éstas.

 

En la siguiente infografía sobre la importancia de consumir lácteos.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: