5 alimentos que parecen saludables pero no lo son

Harmonía / 2017-11-22

Cuando nuestra intención es llevar una vida más sana, los cambios en la alimentación son fundamentales. Sin embargo, no todos los productos que se nos presentan como opciones saludables lo son en realidad. Estos cinco productos "saludables" tienen un lado oscuro del que se habla poco; conócelo.

 

1. Cereales de caja

Nos han dicho que son la forma más saludable de comenzar un día y cada marca maneja sus versiones "con fibra" o "para guardar la línea", pero si revisas la información nutrimental notarás que lo único que cambia es el diseño de las cajas, pues contienen prácticamente la misma cantidad de calorías.

 

Opción: Si quieres incluir cereales en tu dieta, lo cual es una excelente decisión, te recomendamos la avena o el amaranto no procesados que puedes conseguir a granel.

 

2. Pan y galletas integrales

Parecen una mejor opción que los productos elaborados con harinas refinadas y en realidad lo son, ya que el grano entero sí aporta mucho más nutrientes y beneficios; sin embargo, esto no los exenta de ser igual de calóricos y engordantes que sus versiones "blancas".

 

Opción: Consúmelos, pero con la misma moderación que el resto de los carbohidratos.

 

3. Barras energéticas

Tal como su nombre indica, las barras energéticas son un suplemento consumido por atletas o personas físicamente activas para suplir sus necesidades calóricas; no obstante, muchas personas sedentarias las utilizan a diario como snack saludable, proporcionándose una sobredósis de calorias que les será muy difícil quemar.

 

Opción: Si buscas un refrigerio sano y bajo en calorías, te recomendamos sustituir las barras energéticas por frutos secos.

 

4. Productos light

Para que un producto sea light debe contener menos calorías que su versión normal. Las calorías pueden ser reducidas de las grasas o de los azúcares; por eso, si, por ejemplo, un chocolate se anuncia como light por tener 0% grasas, significa que probablemente aún contenga la misma cantidad de azúcares que el normal. Del mismo modo, cuando un producto se anuncia como O% azúcares, es probable que de todos modos contenga la misma cantidad de grasas.

 

Opción: Cuando consumimos productos light siempre debemos averguar de dónde viene esa reducción de calorías y si es conveniente o no para nuestra dieta.

 

5. Ensaladas preparadas

Las ensaladas que podemos comprar preparadas en el supermercado o en los restaurantes no son una opción tan saludable como nos lo imaginos; la mayoría contiene semillas caramelizadas, aderezos con mucha grasa, frutos secos tostados o cristalizados y muchas otras cosas que las convierten en una bomba de calorías innecesarias.

 

Opción: Prepara tus propias ensaldas en casa; agrega semillas naturales, vinagreta en lugar de aderezo cremoso y frutos secos sin tostar o freír. 

 

También te interesa: 10 formas de reducir calorías casi sin darte cuenta

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: