5 formas para cumplir nuestros propósitos según la ciencia

Harmonía / 2017-01-06

Es muy fácil distraerse entre todos los estímulos que recibimos día con día. La vida en la ciudad, por ejemplo, está llena de eventos increíbles, de fiestas imperdibles, de conciertos que siempre quisimos ver y de muchas otras tentaciones que nos distraen de alcanzar algunos de nuestros propósitos. Sin embargo, existen métodos para alcanzar nuestros objetivos que tienen su fundamento en la ciencia, y aquí te contamos algunos.

 

1. Ten metas pequeñas, y también grandes

El viejo consejo “sueña en grande” tenía razón. De acuerdo con un estudio sobre la motivación, el pensamiento abstracto beneficia la disciplina. Por eso es bueno tener metas idealistas que nos mantengan motivados, pero es importante equilibrarlas con pequeños propósitos que podamos cumplir en lo cotidiano. Procura que tus metas pequeñas estén encaminadas a alcanzar las grandes.

 

2. Crea cadenas de comportamiento

Cumplir nuestros propósitos es mucho más sencillo cuando mantenemos una rutina. Aunque romper la rutina también tiene excelentes resultados, en relación con las metas es mejor integrarlas como parte de nuestros hábitos. Así, por ejemplo, si una de tus metas es ir al gimnasio, puedes empezar por fijar un horario al salir del trabajo para ir.

 

3. Limita tus opciones

Se ha comprobado lo estresante que es tener que tomar muchas decisiones todos los días y que la voluntad y el autocontrol mejoran cuando se reducen las opciones. Por eso, lo mejor es crear rutinas de los aspectos que consideramos más mundanos en nuestra vida y dejar las decisiones para lo que nos importa, por ejemplo, tus principales propósitos.

 

4. Visualiza lo concreto, no las fantasías

Una investigación confirmó que las personas que eran capaces de visualizarse cumpliendo su meta en términos muy concretos (como estudiar otro idioma después de clases) consiguieron mejores resultados que quienes se visualizaban en términos de fantasía (hablar ese otro idioma que quieren aprender durante un viaje por el mundo). La conclusión es que es importante visualizarse cumpliendo nuestros propósitos para mantener la motivación, pero lo ideal es hacerlo en pasos pequeños y realizables.

 

5. Identifica las fallas

Para no rendirte con tus propósitos es importante identificar las posibles fallas que encuentres en el camino. Cada vez que algo no suceda como querías, espera un momento antes de rendirte y repasa qué fue lo que salió mal. Conforme mejor identifiques las fallas de tus procesos, mayores serán tus posibilidades para seguir adelante. Por ejemplo, si no estás comiendo bien porque no te da tiempo de ir al súper, fija un día de la semana para comprar los ingredientes de tu dieta.

 

Recuerda tener paciencia, pues la adquisición de nuevos hábitos no es tan fácil. No obstante, también ten disciplina. Ten claros tus motivos y trabaja en que tus acciones se enfoquen en conquistar lo que te propones.

 

Fuente

99U

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Has probado estos métodos?
¿De qué forma cumples tus metas?

Te podría interesar

Te podría interesar