Yogui turco revela el secreto de la juventud y la salud

Harmonía / 2016-03-17

Kazim Gürbüz es un yogui originario de la provincia de Adana, Turquía. Nació en 1920  pero una de las cosas que llama la atención al primer golpe de vista es que no representa 97 años sino alrededor de unos 50.  Pero su apariencia juvenil no es lo único sorprendente de este yogui, quien en 1961 experimentó un accidente automovilístico  que lo dejó paralizado de la cintura hacia abajo, a causa de una fractura en la zona lumbar de la espalda. Los doctores le dijeron que no había nada más que hacer y quedaría paralizado para el resto de su vida. 

 

Sin embargo Gürbüz no era un hombre común, pues tras 20 años de práctica espiritual, alejado de los placeres mundanos, clama haber adquirido control sobre todos los órganos de su cuerpo. De tal manera que decidió utilizar este conocimiento para hacer algunos experimentos con la firme intención de volver a ponerse en pie. Su esfuerzo rindió fruto y actualmente además de su rozagante apariencia, goza de excelente salud y una vida física y sexualmente activa. Además es capaz de pasar sin respirar 5 minutos bajo el agua y puede permanecer en posturas yoguicas complejas como la “postura del nudo” durante periodos prolongados. 

 

De acuerdo a este yogui su accidente fue una prueba espiritual y el secreto para conservarse joven y vital es mantener un cuerpo flexible y cuidar lo que se come. Recomienda en particular consumir aceitunas, miel de castañas, frijoles pintos, pimientos, tés verbales y sopa. Con respecto a la carne, Kazim Gürbüz sostiene que es mejor dejarla pues es más dañino consumirla. 

 

No ha faltado quien califique su recuperación como milagrosa, pero el yogui ha declarado una y otra vez que este poder existe en cada uno de nosotros. Ya que es un potencial de la raza humana, pero sólo puede manifestarse a través del desarrollo personal. En sus palabras: 

 

Si el hombre aplicara correctamente el poder de la mente podría regenerar incluso sistemas de nervios y músculos”. 

 

Por extraordinario  que esto parezca, Gürbüz no ha sido el primero en expresar el poder que tiene la mente sobre la materia.  Shakyamuni, el buda histórico habló de ello con las siguientes palabras

 

“La mente es todo. Te conviertes en lo que piensas”. 

 

 

Con información de The Mind Unleashed

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: