Tipos de meditación: ¿Qué es la meditación de indagación del ser y cómo se hace?

Harmonía / 2016-08-24

La indagación del propio ser a la que nos referimos en este caso es algo que en sánscrito toma el nombre de atma vichara, que implica investigar en nuestra propia para encontrar la respuesta a la pregunta "¿quién soy?" .Pues darle respuesta significaría tener conocimiento de nuestro verdadero ser. Existen referencias a este tipo de meditación en textos antiguos de la India, sin embargo esta enseñanza fue popularizada en el siglo XX por el maestro Ramana Maharishi.  Quien explicó que “La liberación consiste en deshacerse de la falsa ilusión de que no estamos liberados”. En sus palabras la fuerza de la práctica de atma vichara  se debe a que:

 

“En el resplandor del Yo, la oscuridad de la ilusión se disipa para siempre”

 

Vale la pena aclarar que el yo al que nos referimos en este caso no es al aspecto que conocemos como ego, si no a un ser esencial que nos une con toda la creación. De tal forma que conocer el propio ser es conocer la divinidad. El movimiento moderno de la no-dualidad o neo advaita también se ha inspirado en las enseñanzas de Ramana Maharshi,  así como en las de maestros como Papaji y Sri Nisargadatta Maharaj. Algunos de los maestros contemporáneos  conocidos que emplean la técnica de atma vichara  son Mooji y Adyashanti. 

 

1. ¿Cómo se hace?

Como muchas otras prácticas esta comienza tomando una postura relajada y cómoda pero erguida y balanceada ya sea sentados sobre un cojín o silla. Aquí puedes ver más detalles sobre la postura y algunas fotografías. Por otro lado viene la meditación en si, esta práctica es sencilla, pero sutil, de tal manera que las explicaciones alrededor de ella suelen sonar muy abstractas. Así que es bueno tomarlo con calma y tener la experiencia de la práctica antes de dejarse agobiar por las explicaciones. 

 

2. ¿Qué hago con mi mente?

Regularmente nuestro sentido del yo o ego actúa como centro de nuestro universo y es la fuerza detrás de nuestros pensamientos, recuerdos, emociones y percepciones. A pesar de esto sin profundizamos en el tema, puede ser que no nos quede claro qué es exactamente este “yo”, es decir, qué es lo que somos realmente, cuál es nuestra esencia. De tal forma que terminamos por confundir lo que somos con nuestro cuerpo, mente, etiquetas o roles.  Cuando practicamos la indagación del ser debemos preguntarnos “¿quién soy yo?” y dirigir nuestra atención a nuestro interior. Es necesario dejar pasar todas las respuestas verbales que puedan surgir frente a esta pregunta y simplemente usar la pregunta como un vehículo para mantener nuestra atención en ese sentimiento subjetivo y consciente de ser, de “yo”.  Luego conforme profundicemos en la práctica podremos fundirnos en esta sensación también y esto nos dará una visión clara de la naturaleza del verdadero ser, como consciencia pura e ilimitada. Vale la pena señalar, que esta práctica no se trata de una reflexión intelectual, sino de sumergirse profundamente en la experiencia del ser. Ese “yo soy” no verbal que pulsa dentro de cada uno de nosotros y no asociarlo con ninguna otra emoción, discurso o percepción corporal que surja. 

 

3. ¿Es para mí?

Esta meditación es muy poderosa y puede llevar a quien la practica a una liberación interior profunda y sensaciones de de paz y expansión. Sin embargo, si no tienes ningún tipo de experiencia previa meditando puede ser un poco difícil llevarla a cabo, ya que la mente es inquieta y tiende a divagar y distraerse. En este sentido quizá sea conveniente experimentar primero con alguna meditación guiada de atma vichara, y ver qué tal. En caso de que resulte difícil de seguir o que incluso mantenerte sentado y quieto sea un reto, no te desesperes, hay otras opciones.  Puedes intentar con alguna práctica que te ayude a cultivar la apertura, atención y consciencia plena como mindfulness o abordar una forma activa de Qigong.  

 

Con información de Happiness of Being. 

 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar