Tipos de meditación: ¿cómo se realiza la meditación de amor incondicional o metta?

Edmeé García / 2016-07-29

  Esta práctica viene de las tradiciones budistas, especialmente de los linajes tibetanos y Theravada. El término metta proviene del pali, que equivale al término sánscrito maitri y tiene que ver con mitta, que en sánscrito es mitra y  significa “amigo”, de tal manera que puede traducirse como amistad o amor benevolente. En palabras de  Sangharakshita, fundador de la Orden Budista Occidental:

 

“Si se desarrolla en toda su intensidad, metta es un cuidado y una atención traídos a este mundo y dirigidos hacia todos los seres por igual, individualmente y sin reservas. Una muestra infalible de que hay metta es que uno se interesa de manera profunda por el bienestar, la felicidad y la prosperidad del objeto de su metta, ya sea una persona, un animal o cualquier otro ser. Cuando se siente meta por alguien no sólo se desea que ese ser sea feliz, sino que sea inmensamente feliz. Hay un anhelo intenso de que en verdad se encuentre bien y hay también un entusiasmo inagotable que desea su desarrollo y progreso”. 

 

 Sin embargo, aclara que la amistad de metta no necesariamente implica una relación de amigos en forma personal, ya que puede mantenerse sólo a nivel de emoción. Este tipo de aprecio profundo e incondicional es un terreno idóneo para desarrollar virtudes como la compasión y la empatía. Por esta razón metta es conocida también como meditación de compasión o de amor incondicional y sus beneficios incluyen no sólo mayor empatía, también un sentimiento más fuerte de aprecio y aceptación por el priopio ser y un sentimiento de propósito en la vida, acompañado de un abanico de emociones poesitivas. 

 

1. ¿Cómo se hace?

Para realizar esta práctica el meditador debe sentarse ya sea sobre un cojín o una silla, con la espalda recta, las manos descansando sobre el regazo o las piernas y la expresión facial relajada. La postura debe ser cómoda pero es importante no recargarse en el respaldo de la silla, en caso de estar usando una, porque esto en lugar de propiciar un estado de alerta, puede invitar al sueño. Si quieres más detalles sobre la postura puedes consultar esta descripción con fotografías.

 

2. ¿Qué hago con mi mente?

Usualmente se recomienda realizar una práctica preliminar para calmar la mente y despertar la consciencia plena del cuerpo físico , el emocional y el mental .Es decir, de la cualidad global de la nuestra experiencia. En este sentido la práctica budista de samatha o calma y su variante secular y occidental: mindfulness puede ser una práctica preliminar a metta. Una vez que se ha alcanzado un estado de calma, apertura y alerta el prácticamente puede comenzar generando en su mente y corazón sentimientos de bondad. La práctica se dividirá en 5 fases y durante cada una de ellas dirigirá estos sentimientos de benevolencia y amor incondicional sucesivamente hacía una persona diferente. La secuencia recomendad es la siguiente: primero uno mismo, luego a un buen amigo, en tercer lugar a una persona que ubicamos bien pero nos resulta neutral, en cuarto lugar a una persona difícil, con la que tenemos alguna tensión, resentimiento o conflicto y finalmente a todos, empezando por estas personas y luego expandiéndose a todos los seres. 

 

Para ayudar a generar estos sentimientos de bondad, algunos meditadores se apoyan en ciertas frases, además de la visualización. De tal manera que por ejemplo puedes visualizar a tu amigo frente a ti, sonriendo y desearle que esté bien, que sea feliz, que se desarrolle espiritualmente y tenga paz. Este tipo de frases inicialmente pueden ayudarnos afirmar nuestra intención y generar emociones positivas. Una vez que estas estén presententes, puede dejarse de lado la frase para concentrar la atención en experimentar y cultivar metta. Esta es una práctica que puede evocar un sentimiento de calidez ilimitada en el corazón del prácticamente por todo tipo de seres. En palabras de Sangharakshita:

 

“Metta es dicha, es éxtasis, es un deseo naturalmente expansivo de darle luz a todo el mundo, a todo el universo y aún más allá a todos los universos”. 

 

3. ¿Es para mí?

Este tipo de meditación puede beneficiar a cualquier persona pero es especialmente útil para quienes son demasiado duros consigo mismos y otras personas. Así como cualquiera que desee mejorar sus relaciones personales. Con frecuencia los maestros budistas la recetaban como un antídoto para el insomnio, las pesadillas y los problemas de manejo de la ira, pero en realidad metta puede traer dicha a la vida de cualquier tipo de persona.

 

 

Con información de “ El diálogo del amor incondicional. Sutta Karaniya Mettá” de Sangharakshita y Budismo

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar