Sencillas acciones para pasar un día libre de estrés

Harmonía / 2017-08-21

El estrés es una emoción bastante común en las personas, especialmente en nuestro mundo moderno y citadino, en el cual pensamos que siempre vamos tarde, que estamos incompletos y que podríamos hacer las cosas de mejor manera.

 

El estrés es útil en cierto sentido, pues nos mantiene en un estado de alerta que nos permite salir adelante de las dificultades y nos ayuda a rendir mejor en todo lo que hacemos. Sin embargo, cuando el estrés deja de ser saludable puede convertirse en un obstáculo para nuestro desarrollo mental, físico y emocional.

 

Ya que el estrés tiene consecuencias que afectan la salud del cuerpo y del pensamiento, te damos algunos tips sobre cómo podrías vivir un día libre de estrés.

 

Descansa

Busca dormir las horas necesarias para que tu cuerpo esté descansado, pues esto reduce el estrés de manera natural.

 

Cuida tu alimentación

Evita los picos de azúcar y sales. Cuando comes de manera balanceada, tu cuerpo tiene mayor fortaleza y equilibrio para realizar sus actividades.

 

Medita

Procura meditar aunque sea por unos minutos, ya sea en la noche o en la mañana. Incluso puedes hacerlo en el tráfico o el transporte público. Hay meditaciones breves que te ayudarán a tener un día más tranquilo.

 

Te recomendamos: Así es como la meditación transforma tu cerebro y alivia la ansiedad

 

Ayuda a los demás

Cuando centramos nuestro pensamiento y emociones en ayudar a los demás, descansamos del estrés de siempre estar inmersos en nuestros pensamientos.

 

Agradece

Al empezar el día, a la mitad de tus actividades, antes de dormir; no importa el momento que prefieras para agradecer, pero hazlo. Reconoce todo lo bueno que has vivido y todo lo que disfrutas de tu vida.

 

Fortalece tus vínculos

Cuida tus amistades y a tu familia, pues tener vínculos saludables y redes de apoyo también reduce el estrés.

 

Haz lo que disfrutas

Ya sea salir por una caminata de 5 minutos o leer un poema al día, no dejes que pase un solo día sin que hagas algo que amas.

 

Recuerda que el pensamiento es un hábito que puedes educar y formar con el paso del tiempo. Si el estrés gobierna de manera negativa tu pensamiento, pon en práctica estas pequeñas acciones todos los días y permite que tu mente se reestructure, y poco a poco conseguirás disminuir el estrés de manera natural.

Queremos ayudarte a encontrar las mejores ofertas enfocadas en bienestar durante El Buen Fin.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: