9 señales de que tu dolor de cabeza ya no es normal

Harmonía / 2016-10-18

El estrés, la falta de sueño y la mala alimentación son los principales causantes de los dolores de cabeza cotidianos, además de la gripe o el resfriado común. Muchas personas se han acostumbrado tanto al dolor de cabeza que ya ni siquiera le prestan atención. 

 

La mayoría de los dolores de cabeza mejoran después de recostarse, dormir un poco, meditar, realizar alguna actividad relajante o hacer cambios en la alimentación. Sin embargo, también pueden ser síntomas de padecimientos más serios que requieren atención médica inmediata, por ejemplo:

 

  • tumores cerebrales
  • presión arterial muy alta
  • infección cerebral
  • alguna arteria inflamada o dañada

 

Es muy importante saber cuándo nuestro dolor de cabeza ha dejado de ser normal y requiere atención médica inmediata. Aquí te dejamos 9 síntomas que no deberías ignorar:

 

1. Tu dolor de cabeza interfiere con tus actividades cotidianas. No puedes levantarte de la cama, viene acompañado de mareos, sensibilidad extrema a la luz o vómito.

 

2. El dolor de cabeza se torna mucho más intenso después de alguna actividad física demandante como correr, subir escaleras o tener relaciones sexuales.

 

3. Tienes problemas para articular palabras, mala memoria, pérdida de equilibrio o no puedes coordinar los brazos para alcanzar objetos, tocar tu propia nariz, etc.

 

4. Tu dolor de cabeza se presenta de una forma que podría calificarse como explosiva y muy intensa. Sientes que una parte del cráneo está paralizada y temes incluso moverte.

 

5. Además del dolor de cabeza tienes el cuello rígido (es muy doloroso girarlo de un lado a otro), sientes obstrucción en las vías nasales y/o tienes fiebre.

 

6. Tu dolor de cabeza no cede (ni aumenta ni disminuye) después de 24 horas y de haber comido y descansado adecuadamente.

 

7. El dolor de cabeza se vuelve más intenso cada vez y comienzas a tener problemas de visión y dolor intenso en uno de los ojos. 

 

8. Todos los días despiertas con dolor de cabeza y va cediendo conforme pasan las horas, pero siempre reaparece a la mañana siguiente.

 

9. Tienes antecedentes de cáncer cerebral en tu familia y ya habías tenido dolores de cabeza antes pero nunca tan fuertes ni tan persistentes como ahora.

 

Si tu dolor de cabeza se ajusta a alguna de las descripciones anteriores, acude con un profesional lo antes posible, tu salud podría estar en riesgo. 

 

 

 

Te puede interesar: 10 formas para sanar en cuerpo, mente y espíritu

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: